Lunes, 16 de septiembre de 2019

SEPTIEMBRE de 2019
Volumen XXXVI 
N° 377
ISSN 1852-317X

Archivo

julio 2011

Perros y Gatos que viajen por Europa deberán estar identificados con Microchip.

Fuente: Infonortedigital

A partir del próximo día 4 de julio de 2011, el tatuaje dejará de ser un sistema de identificación válido para animales que viajen acompañados de sus dueños por la Unión Europea, pasando a ser el microchip el único sistema identificativo admitido en las fronteras comunitarias. Así lo recuerda la Federación de Veterinarios de Europa (FVE) ante los numerosos desplazamientos de mascotas que habitualmente se producen durante los meses de la época estival.

El mencionado organismo insiste en la obligatoriedad de que todos los perros, gatos y hurones que viajen a la Unión Europea desde terceros países o se desplacen entre Estados miembro, estén correctamente identificados mediante microchip, en cumplimiento del Reglamento 998/2003 del Parlamento Europeo.

Por tanto, a partir del día 4 de julio el tatuaje dejará de ser un sistema de identificación válido para animales que viajen por la Unión Europea, concluyendo ese día el periodo transitorio de ocho años durante el cual tanto el tatuaje como el microchip han convivido como los dos sistemas válidos de identificación.

La FVE recomienda a todos los propietarios de perros, gatos y hurones que identifiquen adecuadamente a sus mascotas mediante la implantación del correspondiente microchip, antes de realizar un viaje en compañía de ellas con la finalidad de evitar problemas y contratiempos inesperados en las fronteras de los estados de la UE. Además, los propietarios deben portar cuando viajen con su mascota un certificado que acredite la realización 24 horas antes de producirse el desplazamiento de un examen clínico efectuado por un veterinario autorizado que determine que el animal goza de buena salud y que está en condiciones de soportar el traslado y el transporte hasta el lugar del destino.

Si en un puesto fronterizo se comprueba que el animal no cumple con los requisitos, la mascota podría ser reexpedida al país de origen, aislarla bajo control oficial hasta que su dueño cumpla con la normativa europea o, en el peor de los casos, sacrificarla cuando no sea posible su reexpedición o su aislamiento en cuarentena.

El organismo europeo recuerda además, que la utilización de este sistema identificativo facilita la recuperación de mascotas perdidas, incluso si se han extraviado en un Estado miembro que no es el de origen,  eso sí, siempre y cuando el animal esté debidamente registrado en la base de datos correspondiente.