keyboard_arrow_up
agosto 2009

Biogénesis Bagó.

Lanzó el único producto del mundo pour-on para bovinos, con imidacloprid, para el control de parásitos externos.

Con Arrasa, Biogénesis Bagó recupera el poder residual de los años 90 para el control de la mosca de los cuernos y revoluciona el tratamiento para piojos con una sola aplicación.

256-frascoEn el marco de la 123ª Exposición de Agricultura, Ganadería e Industria Internacional, Biogénesis Bagó lanza al mercado Arrasa, antiparasitario externo pour-on para bovinos, único en su formulación, (4%  de cipermetrina, 4% de imidacloprid y 4% BPX), que permite controlar la mosca de los cuernos durante 42 días, muy seguro para el consumidor por tener diez días de espera para faena. Además, posibilita controlar el piojo masticador con una sola dosis.

La mosca de los cuernos es un parásito que ha sido motivo de preocupación para productores ganaderos y veterinarios, desde su aparición en Argentina en el año 1991. Este parásito, que se presenta en la principales zonas ganaderas en ésta época del año, genera grandes pérdidas económicas.

«Arrasa» es una combinación única de tres drogas, que otorgan al antiparasitario el máximo poder de volteo y un mayor poder residual en el control de la mosca de los cuernos, evitando frecuentes encierres innecesarios y por ende ayudando a producir más. Es totalmente eficaz ya que, actualmente, por la resistencia a las drogas usadas habitualmente como por ejemplo la cipermetrina y fosforados, los antiparasitarios sólo tienen efecto durante aproximadamente una semana a quince días», comentó Paola Ferrari, Gerente de Marketing de Biogénesis Bagó.

Asimismo, Biogénesis Bagó exhibe en esta edición de la exposición rural de Palermo Arrasa Ovinos, un novedoso antiparasitario externo que permite controlar el melófago y mejorar el rinde la lana, desarrollado específicamente para la producción ovina de la Patagonia argentina.