keyboard_arrow_up
febrero 2010

Primer Perro con Gripe Porcina.

AP
WHITE PLAINS, Nueva York. –
Un perro que reside en un suburbio de Nueva York es el primero en Estados Unidos que porta el mismo tipo de virus causante de la gripe porcina que infecta a los humanos, dijeron algunos especialistas.
Un caso extraño.
El perro, de 13 años y producto de diversas razas, al parecer contrajo el virus de su propietario. Empero, Michael San Filippo, vocero de la Asociación de Médicos Veterinarios de Estados Unidos, dijo que no hay pruebas de que el virus pueda ser transmitido de mascotas a personas.
«Podría ocurrir en teoría, por ahora parece un callejón sin salida en el caso de las mascotas», agregó.
La doctora Anne Schuchat, de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) dijo que los animales pueden portar y propagar el virus, aunque dichos casos son raros y la gente no debería temer a sus mascotas.

Getty Images El perro, que sufría problemas respiratorios, fue llevado al veterinario en Bedford Hills, Nueva York

Getty Images. El perro, que sufría problemas respiratorios, fue llevado al Veterinario en Bedford Hills, Nueva York.

Los CDC dijeron este mes que la gripe porcina parece haber amainado entre los humanos. Agregó que las infecciones son generalizadas en 25 estados, frente a 48 a fines de octubre.
San Filippo dijo que el diagnóstico del virus 2009 H1N1 fue confirmado por dos laboratorios, incluyendo el de la Universidad Estatal de Iowa.
El perro, que sufría problemas respiratorios, fue llevado al veterinario en Bedford Hills, Nueva York el 13 de diciembre. Actualmente se está recuperando.
El director médico del centro, David Sachs, dijo que el animal fue analizado por la gripe porcina porque su propietaria la había contraído antes. No fue facilitada la identidad del hombre ni el nombre del perro.
Entre las mascotas habían sido identificados como portadoras del virus los gatos y los hurones, contagiados por los humanos. Por lo menos un gato y un hurón murieron debido a ello, según San Filippo.