keyboard_arrow_up
agosto 2010

Ectima Contagioso de las Ovejas.

Ebrahim Babaahmady.

Resumen.
El artículo describe el caso clínico de Ectima Contagiosa en un rebaño de oveja tanto hembra como macho de raza Curda de Peso promedio de 30 kg de 2 años de edad, diagnosticado epizoóticamente. Método simple y práctico para el veterinario que trabaja a campo. Se describen los casos en forma individual, con el resumen de su historia clínica, incluidos los datos básicos de la anamnesis para la orientación diagnóstica y los pasos a seguir. Se hace hincapié en el diagnóstico macroscópico en el campo, que es factible con éxito siguiendo una rutina simple y la muy escasa posibilidad para la gran mayoría de los veterinarios de acceder a laboratorios especializados para observar las alteraciones.

Los hallazgos anatomopatológicos de la enfermedad Ectima Contagiosa diseminada en varias manadas de ovejas en sistema tradicional abierta de las nómadas en la provincial De Ilam. Se detallan los diagnósticos diferenciales porque precisamente al no conocerlos y no tenerlos en cuenta puede dificultar, confundir o anular las posibilidades diagnósticas.

El objetivo de este trabajo fue determinar la existencia de la Ectima Contagiosa en rebaño de oveja en provincial de Ilam en Irán.
Palabras clave: Ectima contagiosa, Epizoótica, Macroscópico, Diagnóstico, Oveja

Contagious Ectim in sheeps.

Summary.
The article describes the clinic case of Contagious Ectima in a sheep drove so much female as male of Kurdish race with a average weight of 30 kg of 2 years ages, diagnosed epizootically. Simple method and practice for the veterinarian that works in field. The cases are described individually, with the summary of their clinic history, included the data basics of the anamnesis for the diagnostic orientation and the steps to continue. We are making in the macroscopic diagnostic in the field that is feasible with success following a simple routine and the very scarce possibility for the great of the veterinarians of consenting to specialized laboratories for observe the alterations.

The anatomopathologics discoveries of the illness Contagious Ectima disseminated in several flocks of sheep in traditional open system of the nomad in the Ilam province. The differential diagnostics is detailed because in fact when not knowing them and not to keep them in mind it can hinder, to confuse or to annul the possibilities diagnostics.

The objective of this work was to determine the existence of the Contagious Ectima in sheep drove in Ilam province of Iran.
Key words
: Contagious Ectima, Epizootic, Macroscopic, Diagnostics, Sheep.
ebrahim_12@yahoo.com
(Universidad de Ilam). Kiamarse Soleymani   (Razi Institute of Karaj)

Introducción.
El ectima contagioso (EC) es una  enfermedad viral infeccioso y muy Contagiosa que afecta ovinos y caprinos. La enfermedad se presenta en forma enzoótica en todas aquellas partes del mundo en que se crían ovejas o cabras (8). Es producido por un virus específico dermatotrópico de la familia Poxviridae, del generó parapoxvirus y resiste la desecación y puede vivir a temperaturas de 30 °C durante años y se caracteriza por la presencia de una dermatitis infecciosa en los labios de los animales jóvenes, aunque también ha sido encontrada en otros rumiantes domésticos y silvestres, y en condiciones particulares es una zoonosis que generalmente cursa lesiones características en el hombre. Esta enfermedad fue confundida con la necrobacilosis durante muchos años. La enfermedad se presenta en forma enzoótica en todo el mundo, con diferentes nombres como: Dermatitis pustular contagiosa; Fuego de la boca; Estomatitis pustular contagiosa; Orf; Boca costrosa; Estomatitis ulcerativa y boquera o mal de la boca. El Ectima Contagiosa presenta una gran distribución en la mayoría de los países. La importancia de esta enfermedad es económica y se manifiesta sobre todo en el retardo en el crecimiento que se producen en los animales que la contraen (12).

Se considera fuentes de infección los animales enfermos ya que mantienen en las costras y linfas de las vesículas el virus en forma infectante durante semanas. La introducción de animales enfermos o en fase de convalecencia que padecieron la enfermedad recientemente es una de las formas en que se efectúa la trasmisión. La transmisión puede ser muy rápida (5), por el contacto de animales susceptibles con objetos contaminados o animales enfermos, a través de heridas en los primeros. Se considera como puerta de enterada la piel de los labios o de los pies o la mucosa de la boca o de los genitales. El virus penetra en la piel o en las mucosas por escoriaciones, se multiplica en las células epiteliales dando origen a un proceso de degeneración y licuefacción, con aparición de inclusiones acidófilas en el citoplasma, aparecen primero vesículas que más tarde se transforman en pústulas, que cuando se localizan en la piel de los labios, al secarse, se forman costras en cambio en mucosas y pie las capas superficiales del epitelio se desprenden y dejan erosiones (14).

El periodo de incubación es de 6 – 8 días. Los signos clínicos de Ectima Contagiosa frecuentemente se presentan en 3 formas clínicas diferentes: Labial, Podal y Genital. Pueden aparecer lesiones en la región interdigital y alrededor de la corona de los cascos y en la piel de los labios y se extienden a la mucosa de la boca. En las ovejas que amamantan crías infectadas suelen presentarse lesiones en las mamas, las cuales se desarrollan en forma de pápulas pasando a las formas de vesículas, de pústulas y de costras (16). La extensión de las lesiones complica el cuadro por la presencia de invasores secundarios o indicar la existencia de una depresión en la capacidad de respuesta inmune del animal. La enfermedad cursa entre 1 y 4 semanas (4).

Las lesiones características anatomopatológicas se presentan fundamentalmente en los bordes mucocutáneos de la cara y la boca, pezones, rodete coronario, genitales y más raramente formas generalizadas extendidas a toda la piel, casi siempre cerca de las comisuras, desde donde se propagan al resto del hocico y proximidades de las ventanas de la nariz, tubo digestivo así la tráquea dando lugar a broconeumonías (17). En su presentación clínica más frecuente, la enfermedad cursa con elevada morbilidad (hasta del 100%) y con baja mortalidad (menos del 5%); sin embargo, ocasionalmente la presencia de complicaciones principalmente bacterianas, puede determinar cuadros complicados con elevada mortalidad (13).

Las lesiones podales además de producir claudicación, son consideradas como uno de los factores predisponentes de mayor jerarquía en la presentación de la pododermatitis infecciosa,  en su forma epizoótica (11). Igualmente se considera a las lesiones en pezones como un factor predisponente a mastitis (10).

Historia del caso.
Durante las visitas de rutina a unidades de producción de ovejas de las nómadas de la provincial de Ilam – Irán que sus animales pastorean con dos sistemas de explotación: semi-intensivo y extensivo, y los cuales nos sirven para una mejor atención a esta especie. El área de pastoreo de sistema semi-intensivo estará acuartonada para facilitar el manejo de los animales y la mejor utilización de los pastos. En esta visita tratamos a realizar un diagnostico epizoótico que se apoya fundamentalmente en la característica clínica y lesional de la enfermedad. El cuadro se observó en verano en varias manadas de ovejas de sistemas extensivo en diferentes áreas de pastoreo montañoso de 2008. En la observación de los animales hubo de detectarse 25 corderitos de raza Curda de un mes de nacidos con labios vesiculoso bilateralmente, que estaban siendo amamantando con la ayuda de uno de los criadores, que se le hacía difícil succionar los pezones de su madre. Además en los labios y mamas de las madres tenían muchas pústulas que sucesivamente la lesión se cubría de costras gruesas, enflaquecimiento y cojera. [Fig.1]. Se estudió la anamnesis y se realizó la necropsia en varias ovejas y se observaron los órganos internos, presentándose bronconeumonías [Fig. 2]. Del total de 268 animales de un solo lote de diferentes categorías, la morbilidad fue del 47.7 % (125/268) y la letalidad del 3 % afectando tanto adultos como recría.

Fig.1. Labios de Oveja.  Enfermedad de Ectima Contagiosa

ectima 1

 







 

Fig. 2.  Bronconeumonías.

ectima 2









Diagnóstico.
El examen clínico de los labios evidenció integridad de las lesiones erosionadas.

Discusión.
La crianza ovina ha tenido siempre un notable aumento en todos los años entre los Nómadas de  la provincia de Ilam. El incremento de la crianza y por tanto de la masa de ovejas trae consigo el incremento de la presentación de diferentes enfermedades.

Se ha registrado casos de ectima contagioso en ovejas y cabras desde 1800 en Europa, Oriente Medio, Estados Unidos, África, Asia, Alaska, América del Sur, Canadá, Nueva Zelanda y Australia. Se propaga por contacto directo y por secreciones y objetos contaminados (1).

El virus del Ectima produce un tipo característico de lesión que facilita el diagnóstico clínico. Típicamente, las ovejas se curan por si solas en una semana, aunque son propensas a la reinfección (7)[. En algunas ocasiones la infección puede ser extensa y persistente si el animal no produce una respuesta inmune (2). La vacuna se elabora a partir de un virus procedente de las costras y por lo general se aplica a las ovejas a la edad de dos meses, pero sólo cuando hay un brote (3). La vacuna puede causar la enfermedad en humanos. Los animales que sufren la enfermedad, al recuperarse quedan sólidamente inmunizados. La enfermedad en verano se presento en rebaño solo en 15 días. Hay reportes que en un rebaño de 366 animales presenta la enfermedad simultáneamente en 5 días (6), considerando que el periodo de incubación por escarificación es de 3 a 8 días. La presencia de lesiones en ciertas localizaciones anatómicas, como la base de la cola (9). Los síntomas incluyen pápulas y pústulas en labios y boca, y menos comúnmente en párpados, pies y pezones. Las lesiones progresan a costras gruesas que pueden sangrar. En la boca de los corderos puede impedir el amamantamiento y causar pérdida de peso, y puede infectar la ubre de la madre, dando lugar a la mastitis (2).

En algunos casos las lesiones aparecen en la nariz, alrededor de los ojos, patas, vulva, ubre y axila. En casos raros, en su mayoría en corderos jóvenes, las lesiones se encuentran en la lengua, encías, techo de la boca y el esófago. También se ha informado en varias ocasiones de lesiones en el rumen. En un brote severo implicó el tracto gastrointestinal, pulmones, corazón, así como la cavidad bucal, mejillas, lengua y labios. En otro caso grave se informó de faringitis, lesiones genitales e infección de los cascos que llevó a cojera. También el tipo proliferativo de la lesión es necesario diferenciarlo con la Viruela. El Ectima afecta generalmente a animales más jóvenes (1).

En los tejidos enfermos pueden aparecer invasores secundarios que causan complicaciones. En becerros en cambio, la inducción de inmunosupresión determinó la presentación de lesiones características de estomatitis papular. La enfermedad cursa entre 1 y 4 semanas las costras se caen y las lesiones terminan sin cicatrización (15).

En muchos casos se aplican pomadas y lociones con interés de limpiar y evitar complicaciones secundarias. Los ganaderos pueden aplicar antibióticos en aerosoles a las costras, asegurarse de que los corderos infectados reciben suficiente leche y aislando los animales infectados para frenar la propagación de la infección (2).

Conclusiones.
La provincia de Ilam, se encuentra afectada por Ectima Contagioso, con una focalidad marcada, que se mantiene activa durante años y que se incrementó en 2008 con respecto a años anteriores debido al desconocimiento por parte de los criadores sobre la enfermedad. Desgraciadamente los nómadas no realizan la vacunación y prefieren criar en forma natural.

Recomendaciones.
Es recomendable que la manipulación de los animales infectados se realice con guantes desechables para prevenir la infección cruzada y la autoinfección. Durante la primera fase de un brote deberán aislarse los animales enfermos y el resto se vacunarán. Las crías deben ser vacunadas al mes y medio de nacidos. Capacitar a los criadores y personal técnico vinculado a la actividad.

Bibliografía
1. ABDUSSALAM, M.: CONTAGIOUS PUSTULAR DERMATITIS. II. PATHOLOGICAL HISTOLOGY. J. COMP. PATH. 67:217-222. 1957.
2. ABDUSSALAM, M.: CONTAGIOUS PUSTULAR DERMATITIS. III. EXPERIMENTAL INFECTION. J. COMPO PATH. 67:305-319. 1957.
3.  AGUILAR-SETIEN, A., CORREA, P., HERNANDEZ, E., CRUZ, A. AND HERNANDEZ, P.: BOVINE PAPULAR STOMATITIS, FIRST REPORT OF THE DISEASE IN MÉXICO. CORNELL VET. 70: 10-18, 1980.
4. BECK, C. C. AND TAYLOR, W. B.: ORF: IT’S AWFUL! VET. MED. SMALL ANIM. CLINICIAN. 69: 1413-1417, 1974.
5. BOUGHTON, I. B. AND HARDY, W: CONTAGIOUS ECTHYMA (SORE MOUTH) OF SHEEP AND GOATS. J. AM. VET. MED. ASS. 85:150-178, 1934.
6. GARDINER, M. R., CRAIG, J.  AND NAIRN, M. E.: AN UNUSUAL OUTBREAK OF CONTAGIOUS ECTHYMA (SCABBY MOUTH) IN SHEEP. AUST. VET. J. 43:163-165, 1967.
7. GREIG, A. S.: CONTAGIOUS ECTHYMA OF SHEEP. I. ATTEMPTS TO INFECT OTHER HOSTS.CAN. J. COMP. MED. 20:448-452, 1956.
8. HART, L., HAYSTON, J.  AND KEAST, J.: OBSERVATIONS ON CONTAGIOUS PUSTULAR DERMATITIS OF SHEEP. AUST. VOT. J. 25:40-45, 1949.
9. HOWARTH, J. A.: INFECTIOUS PUSTULAR DERMATITIS OF SHEEP AND GOATS. J. AM. VET.MED. ASSN. 75:741-760, 1929.
10.  JENSEN, R. AND SWIFT, B. L.: DISEASES OF SHEEP, 2ND. EDITION. ED. LEA &FEBIGER, 1982.
11. KATITCH, R. V.: Les Problemes e l’etiologie et de L’immunoprophylaxie dans le Pietin du Mouton. Comp. Lmmun. Microbiol. Infect. Dis. 2:55-69, 1979.
12.   LEANIZ, R.; ACTIMA CONTAGIOSO DE LOS LANARES. CONFERENCIA, FAC. MED.     VET. UNIV. DE LA REPUBLICA, MONTEVIDEO, URUGUAY, 1971.
13. ROBINSON. A.  J. AND -BALASSU, .T.: CONTAGIOUS PUSTULAR DERMATITIS (ORF). VET.BULL. 51:771-782, 1981.
14.    ROBINSON, A. J., ELLIS, G. AND BALASSU, T.: THE GENOME OF ORF VIRUS. RESTRICTION ENDONUCLEASE ANALYSIS OF VIRAL DNA ISOLATED FROM LESIONS OF ORF IN SHEEP. ARCH. VIROL. 71: 43-55. 1982.
15. SETIEN, A.: LA STOMATITE PAPULEUSE BOVINE, DIAGNOSTIC ET PATHOGENIE. THESE ANNEXE. FAC. MED. VET., UNIV. LIEGE, 1980.
15.    TORRES,  J.,  MENDOZA, M. Y TÓRTORA, J.:  ESTUDIO DE UN BROTE DE ECTIMA CONTAGIOSO EN CABRAS. REUNIÓN INVEST. PEC., MÉXICO, 1985.
16.    TÓRTORA, J.: ECTIMA CONTAGIOSO EN OVINOS Y CAPRINOS. TESIS DE MAESTRÍA, FES-CUAUTITLÁN-UNAM, MÉXICO, 1985.