keyboard_arrow_up
enero 2012

Cementerios para mascotas. Colombia.

El negocio de cremación y servicios funerarios con entierros a las afueras de Bogotá ha florecido en los últimos años.
Hace una década un cementerio realizaba unos 200 funerales al año. Hoy son entre 3.000 a 3.500. En estos cementerios el 95% de las mascotas enterradas son perros, pero también hay gatos, conejos y loros.
Las tumbas tienen escritos epitafios de lo más variados  y sobre las mismas se pueden ver estatuas de los animales y flores artificiales y naturales. Algunas tienen juguetes y hasta fotos de los animales en portarretratos.
La mayoría de los usuarios son mayores de 60 años, personas solas, cuya única compañía era su mascota.
En la región hay, al igual que en Colombia, cementerios para mascotas en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay.
La Secretaría de Salud de la Alcaldía de Bogotá estima que, en esta capital, hay unos 700.000 caninos de diferentes razas, y de esos unos 60.000 son callejeros.
El costo de las cremaciones y los entierros varía según el tamaño del animal, entre los 200 y los 300 dólares.