keyboard_arrow_up
enero 2013

El costo de la Paratuberculosis Bovina al sector lechero.

La Paratuberculosis o Enfermedad de Johne en rodeos lecheros.

USDA-APHIS-National Johne Education Initiative.

Un estudio hecho por el Sistema Nacional para el Monitoreo de la Salud Animal para Lechería (NAHMS, por sus siglas en inglés) en el año 2007 indica que el 68.1% de las operaciones lecheras de los EE.UU están infectadas con Mycobacterium avium subespecie paratuberculosis (MAP), organismo que causa la enfermedad de Johne.
Este estudio del NAHMS 2007 también sugiere que al menos uno de cada cuatro tambos en los EE.UU puede tener un porcentaje relativamente alto de vacas infectadas por esta enfermedad.

Existen tres etapas de la enfermedad de Johne en los Bovinos:

Etapa I: Infectada sin mostrar signos clínicos ni diseminar la bacteria MAP. Esta etapa es típica de los becerros, vaquillas y animales jóvenes menores de dos años, y adultos expuestos a pequeñas dosis del organismo. El lento progreso hacia la segunda etapa dura muchos meses o años.

Etapa II: Infectada, con diseminación del MAP pero sin signos clínicos. Es una etapa típica de vaquillas mayores o animales adultos. Estos animales representan un gran peligro de infección, generalmente oculto, para los demás animales a través de la contaminación ambiental.

Etapa III: Diseminadores de MAP con signos clínicos. El inicio de la etapa III es comúnmente asociada con periodos de estrés, como el parto reciente. Los animales en esta etapa tienen heces líquidas de manera intermitente.

“Una vasta mayoría de animales infectados con la enfermedad de Johne parecen completamente normales, a pesar de que muchos ya están diseminando el microorganismo, y en consecuencia, son infecciosos para los demás.”. Departamento de Agricultura de Pennsylvania.

Los animales pierden peso y bajan gradualmente la producción pero mantienen un buen apetito. Algunos parecen recuperarse, pero recaen en el próximo periodo de estrés. La mayoría de estos animales están diseminando millones de microorganismos. Los signos clínicos duran de varias semanas a meses antes de que el animal sea enviado a sacrificio emaciado y en condición caquéctica.

En las fases finales de la Etapa III en la enfermedad fatal, los animales están emaciados con diarrea líquida y presentación de “edema en botella”. Generalmente, la canal es rechazada a la inspección de carnes para consumo humano en las fases finales de la Etapa III.

“Cuanto más grande es el rodeo, mayor es el riesgo de presentar la enfermedad de Johne.” USDA-APHIS-VS

“El fenómeno Iceberg” – La infección en el Rodeo

En un hato típico, por cada animal que presenta signos clínicos de la enfermedad (Etapa III), hay muchos otros en Etapas iniciales de la misma. Por cada caso clínico evidente (Etapa III) de la enfermedad de Johne en una lechería, puede haber 15-25 animales infectados. El caso clínico solo representa la “punta del iceberg” de la infección.

Por cada vaca en Etapa III, usted debe esperar: 1-2 vacas más en Etapa III (clínicamente enferma) 6-8 vacas en Etapa II (adulta portadora inaparente).

Por cada vaca en Etapa III, usted debe esperar: 1-2 vacas más en Etapa III (clínicamente enferma) 6-8 vacas en Etapa II (adulta portadora inaparente).

Investigaciones sostienen que en un hato de 100 vacas en producción, dos casos clínicos detectados en un momento determinado, sugieren que hay otras 20-30 infectadas, y menos de la mitad de los animales infectados serán detectados al cultivo fecal. Si hay 25-30 positivos al cultivo fecal en el chequeo total de un hato (100 adultos), es muy probable que al menos el 50% del hato esté infectado.

El fenómeno iceberg ilustra el concepto clave para reconocer el impacto potencial que la enfermedad de Johne puede tener en el hato. Es decir, si la infección permanece sin diagnóstico, la tasa y el número de animales infectados aumenta progresivamente con el tiempo. El diagnóstico temprano y la prevención del contagio antes de la presentación de casos clínicos, puede evitar el desarrollo de la enfermedad a un problema de grandes proporciones en cinco o diez años al futuro.

Los costos ocultos relacionados con la enfermedad de Johne son:
·    Descarte prematuro de animales infectados o con signos clínicos
·    Aumento de costos veterinarios
·    Aumento de costos de reemplazo
·    Mayor susceptibilidad a otras enfermedades y posibles problemas reproductivos
·    Mayor tasa de descarte general
·    Menor producción de leche en animales infectados de apariencia normal. (Los efectos en producción dependen del número de partos, etapa de la enfermedad y etapa de la lactancia.)
·    Disminución del valor al sacrificio de 20% o 30%
·    Menor posibilidad de selección de los reemplazos disponibles, y consecuentes limitado pool genético
·    Menor eficiencia alimenticia
·    Pérdida de animales con oportunidad comercial
·    Pérdida de la inversión en animales jóvenes infectados o expuestos desde el nacimiento.
“Las pérdidas en la productividad por la enfermedad de Johne pueden estar costando al sector lechero de los EE.UU entre 200 millones y 250 millones de dólares anualmente.” (2) USDA-APHIS-VS /alert]
Las investigaciones también mostraron que además de la reducción en la producción y días en leche, las vacas que resultaron positivas a la enfermedad con la prueba de ELISA en leche tuvieron (3)…
·    Mayor conteo de células somáticas
·    Más días abiertos
La enfermedad de Johne también es un asunto de mercados. La OIE, organización internacional para la salud animal, considera a la enfermedad de Johne – referida en el documento oficial de la OIE como “paratuberculosis” – una enfermedad de mayúscula importancia global. Siendo así, cualquier país puede restringir la entrada de animales solo a aquellos que sean negativos a la prueba de la enfermedad de Johne.
“Yo había escuchado de la enfermedad de Johne pero pensé, “ese no soy yo”. Como habíamos tenido un hato cerrado desde 1974 y no traíamos animales nuevos al hato, no pensé que estuviéramos en riesgo de la enfermedad. Vaya si nos llevamos una gran sorpresa cuando encontramos que teníamos la enfermedad de Johne. Si no continuamos examinando el hato, no sabremos si estamos mejorando.” Galen Schalk, Productor Lechero, Hillman (Michigan, EE.UU) [/alert]
¿Cuánto le está costando la enfermedad de Johne?
Hay muchas maneras de estimar el costo de la enfermedad de Johne al productor, de las cuales tres son presentadas aquí. Por favor tenga en cuenta que las investigaciones indican que más de dos de cada tres lecherías en los EE.UU están infectadas con MAP, y que muchos propietarios y administradores desconocen su presencia en el hato.
1. En un estudio de 1996, el Sistema Nacional de Monitoreo de la Salud Animal encontró que:
·    Lecherías con una baja tasa de descarte clínico por la enfermedad de Johne perdieron en promedio US$ 40.00 dólares / vaca / año
·    Lecherías con una alta tasa de descarte clínico por la enfermedad de Johne perdieron en promedio US$ 227.00 dólares / vaca / año
2. El impacto económico de la enfermedad de Johne en un hato ocurre de una manera lenta e inadvertida por varios años. Un estudio de investigación encontró que la pérdida promedio total para una lechería por cada vaca infectada – un animal que puede o no tener signos de la enfermedad – puede ir hasta US$ 800.00 dólares. (4)
3. Debido a que el impacto económico de esta enfermedad varía ampliamente entre hatos, una tercera manera de calcular “cuanto le está costando la enfermedad de Johne” se presenta en la siguiente tabla, la cual le permite entrar los datos particulares de su explotación. Tenga presente que esta tabla solo considera el costo de los animales clínicamente enfermos y no incluye los costos de animales con infección subclínica (Etapa II) o terneros y animales jóvenes infectados (Etapa I). De este modo, la fuga financiera de la enfermedad de Johne en su lechería puede ser mucho más alta de lo reflejado en la tabla.
Tabla de Costos de la Enfermedad de Johne
EJEMPLO (Valores presentados en dólares americanos.

FORO UNO

Usando el cuadro anterior, complete esta tabla usando los datos estimados de su lechería para estimar cuanto le está costando la enfermedad de Johne en su rodeo.

FORO UNO

Detenga la fuga financiera.

Ya que la enfermedad de Johne es una enfermedad oculta, la evaluación debe ser parte del plan de manejo. La evaluación de esta enfermedad puede ayudarle a:

1. Determinar si un animal que presenta claros signos clínicos es positivo a Johne y debe ser desechado.

2. Identificar animales infectados con signos clínicos sospechosos en frases tempranas antes de que contamine las instalaciones y de que pierda valor de salvamento.

3. Evaluar el grado de infección en el rodeo.

4. Monitorear el progreso del programa de control.

5. Conocer si está mercadeando animales infectados o de bajo riesgo y, en consecuencia, saber si usted está contribuyendo a diseminar la enfermedad a otros productores o les está ayudando a prevenir la entrada de la enfermedad en sus hatos.

6. Determinar si va a comprar animales positivos a la enfermedad de Johne o animales de bajo riesgo antes de traerlos a la explotación.

Existen pruebas relativamente precisas y económicas para variadas necesidades de diagnóstico y control. Las pruebas para la enfermedad de Johne están divididas en dos tipos principales: las que detectan los anticuerpos que el animal produce como respuesta a la infección – ELISA en suero o leche – y aquellos que detectan la bacteria que causa la enfermedad de Johne – cultivo o PCR.

“Los programas de manejo y evaluación de hatos contra la enfermedad de Johne son ejecutables y están al alcance del presupuesto.” Michael Collins, DVM, PhD. Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin. [/alert]

La siguiente tabla muestra el régimen de pruebas recomendado para la detección de la enfermedad de Johne en ganado de leche en base al tipo de hato y propósito de la prueba. (4)

FORO UNO

* Para declarar la clasificación de un hato en el Programa de Control Voluntario de la Enfermedad de Johne en Bovinos, use las estrategias de pruebas delineadas en los Estándares de Uniformidad del Programa para el Programa de Control Voluntario de la enfermedad de Johne en Bovinos.
** Las muestras colectivas deben considerarse solo en hatos con baja prevalencia. Las muestras colectivas deben obtenerse directamente de los individuos de acuerdo a los estándares de Uniformidad del Programa.

Debido a que los animales en fases tempranas de la infección son difíciles de identificar de manera confiable, se recomienda la repetición seriada de las pruebas. Trabaje con su veterinario para determinar que prueba o pruebas son más apropiadas en su caso.

Referencias.
1 Wisconsin Milk Marketing Board
2. Ott SL, SJ Wells and BA Wagner, Herd-level economic losses associated with Johne´s disease on US dairy operations. Preventive Veterinary Medicine, June 1999.
3 Byrem TM, HD Norman and JR Wright. Characteristics of milk ELISA results for Johne´s disease in US dairy cows. American dairy Sciece Association poster.
4 Collins, MT, IA Gardner, FB Garry, AJ Rousell and SJ Wells. Consensuous recommendations on diagnostic testing for the detection of paratuberculosis in cattle in the United Satetes, JAVMA, Vol. 229, Nº 12, December 15, 2006.

Reconocimientos:
La iniciativa de Educación Nacional para la Enfermedad de Johne reconoce a los laboratorios IDEXX por el apoyo económico y a las siguientes personas por su dedicación y conocimiento: Dra. Elisabeth Patton, directora del Comité de Johne en la USAHA; Departamento de Agricultura de Wisconsin, protección al consumidor y al comercio, División de Agricultura; Dr. Jason Lombard y Dr. Chuck Fossler, USDA-APHIS-VS-DEAH; Dr. Michael Carter, USDA-APHIS-VS.

Tags : Paratuberculosis, Sanidad