keyboard_arrow_up
abril 2013

El mercado ovino en EE.UU. de América.

Estados Unidos posee 5.340.000 cabezas lanares, que comparado con su extensión territorial, el stock resulta ínfimo. Estos datos son al 1º de enero de este año siendo la más baja en los últimos 60 años. En 1950 llegó a tener más de 50 millones de cabezas.
La producción ovina está concentrada en tres estados que son Texas, el que tiene mayor cantidad de cabezas, luego le siguen Colorado y California. Si bien hay sistemas laneros en esos estados predominan los sistemas carniceros, promediando un 109% de señalada, produciendo 75.000 toneladas de carne mayoritariamente de cordero, faenando de esta categoría unas 3.400.000 cabezas y tiene por habitante un bajo consumo de esta carne, consumiendo 500 gramos por persona y por año, siendo distintos grupos étnicos los que prefieren esta mercadería, caso de los musulmanes provenientes de Medio Oriente (libaneses, sirios, palestinos, sauditas) los principales consumidores, seguidos por otros grupos como el de los judíos y los griegos.

Más de 70.000 toneladas importadas en 2012.
El año 2012 Estados Unidos importó -pese a la crisis- 70.000 toneladas, el pico máximo de importación de carne ovina se dio en el año 2007 con 91.000 toneladas.
El USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) está dando algunas proyecciones de crecimiento de las importaciones del orden del 7%, siendo Australia y Nueva Zelanda sus principales abastecedores.
Con ese incremento se destrabaría en algo toda la producción que Australia debió redireccionar a otros mercados lo que favorecería en algo a nuestro país.
Ya en el último trimestre y con la caída de precios que tuvo la carne generó una mayor demanda del gigante país del norte aumentando sus importaciones en un 13%.

Mercado sin cuota y con bajo arancel.
Si bien no hay cifras aportadas por el USDA sobre lo que va del año, Australia ha aumentado en volumen un 72% el envío de carne hacia ese mercado, confirmando la reactivación de esa plaza.
Estados Unidos no tiene cuota de importación de carne ovina y su tasa arancelaria es mínima de allí la importancia de tratar de ingresar a dicho mercado, además el tema de fletes es también muy beneficioso.

Fuente: Agromeat.