keyboard_arrow_up
agosto 2013

Más del 50% de los municipios carecen de veterinario. Chile.

Desde la Asociación Chilena de Municipalidades y el Colegio Médico Veterinario, advierten que debe generarse una campaña activa, contratar especialistas, e indican que el Ministerio de Salud debe ser la entidad responsable de regular el escenario a nivel país que cifra más de 300 mil perros callejeros sin control sanitario.

No existe una campaña de vacunación antirrábica activa –para perros y gatos- en los 345 municipios del país, ni tampoco se contaría con los recursos para ello, si se pretende subsanar la situación de aproximadamente 300 mil caninos, que no son controlados sanitariamente.  En medio de este escenario, desde la Asociación Chilena de Municipalidades, Gonzalo Navarrete, aseguró que además “menos del 50% de las comunas, cuentan con un veterinario para llevar a cabo acciones como vacunar contra la rabia a los callejeros”.

Para Navarrete, “la cobertura de vacuna antirrábica, no ha sido prioridad para las autoridades sanitarias. Ante la lógica y el evidente problema de una población de perros callejeros, que por ello no está vacunado y existiendo reservorio en los murciélagos, era evidente que podía ocurrir un nuevo caso humano, pero el Ministerio de Salud no ha generado una campaña de vacunación, donde menos de la mitad de las comunas no tiene veterinario y opera de forma asistencialista”, dijo.

“Los municipios colocan vacunas en la medida en que se generen demandas y programas, pero no existe una vigilancia nacional de prevención de rabia, sabiendo que tenemos”, enfatizó el alcalde.

Una opinión distinta del panorama general, es la que tiene el el misitro de Salud, Jaime Mañalich: “Esta es una responsabilidad de los municipios que no lo hacen, o lo hacen poco. Nosotros no tenemos instrumentos legales para realizar operativos de esa naturaleza y cada vez que tenemos que hacer algo, debemos hacerlo en coordinación con los departamentos de Acción Sanitaria municipales”, comentó a La Tercera.

Mañalich apuntó a que las dos instituciones que importan vacunas para los animales, son el Minsal y el SAG, y tenemos suficientes vacunas para entregar a estos operativos”, agregó.

En efecto, los municipios cuentan con departamentos de higiene ambiental, donde en algunos casos profesionales de la salud animal, se encargan de llevar a cabo los temas de plaga, urgencia veterinaria, ratizaciones, esterilizaciones de callejeros, entre otros.

Desde el Colegio Médico Veterinario de Chile, su presidente el doctor Eduardo Álvarez, explicó a La Tercera que “el virus rábico existe en Chile en los murciélagos –cerca de un 6%- y es posible que haya casos probables, por transmisión de murciélagos a perros, pero la circulación del virus a la fecha está interrumpida”, aseguro.

Lo revelan las cifras del Instituto de Salud Pública (ISP) sobre “Vigilancia de rabia en el país”: el análisis de los últimos 6 años –desde 2006 a 2012- muestra que no fue detectado ningún perro ni gato portando el virus de la rabia, en cambio las muestras de murciélagos arrojaron positivo predominando en la Metropolitana.

Según Álvarez, se trata de “un problema transversal, grave y urgente. Todos los municipios deben contratar con veterinarios, generar los cargos, adiestrarlos y aumentar la competencia en ese personal.  Si las comunas no tienen recursos, entonces se debe reforzar y asignar dinero especial a las que lo requieran”, comentó.

Fuente: latercera.com, por Catalina Rojas O.