keyboard_arrow_up
octubre 2014

Federación Latinoamericana de las Industrias Veterinarias Nacionales.

La misma está inicialmente conformada por las cámaras de laboratorios locales de Brasil, Argentina, Uruguay, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador.

La vigésima edición del Seminario sobre Armonización del Registro y Control de Medicamentos Veterinarios para las Américas (CAMEVET) tuvo lugar en Ottawa, Canadá. Allí, tanto los servicios oficiales, como las industrias privadas del Continente debatieron diversos temas, entre los cuales -y una vez más-, se destacó el análisis del grado de implementación de los documentos armonizados entre los países.

Los representantes de los sectores mencionados evaluaron la participación del CAMEVET en el Outreach Forum del VICH y la OIE. Además, se conformó una mesa redonda para analizar la posibilidad o no de avanzar en la aplicación de Guías VICH en nuestra Región, tema con cada vez menos adherentes en las tratativas.

Asimismo y tras debatir el futuro del Foro en base a la puesta en conocimiento de un Plan Estratégico 2015 – 2020, se avanzó en un tema que desde hace algunos años se instaló en la agenda: las guías de buenas prácticas de almacenaje, transporte y distribución de productos veterinarios.

Más allá de esto y según le comentaran a este Periódico MOTIVAR diversos empresarios que viajaron a Canadá, durante esta edición del CAMEVET (más precisamente el pasado 27 de agosto) se produjo la “histórica” conformación de la Federación Latinoamericana de las Industrias Veterinarias Nacionales, denominada FLAIVET.

Vale destacar que esta novedosa entidad nace con la activa participación de entidades que nuclean a laboratorios locales en distintos lugares: ALANAC (Brasil); CLAMEVET (Argentina); ADIPRAVE (Uruguay) y FIVETCA (Federación centroamericana que agrupa a representantes de Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y El Salvador).

En definitiva, se trata de 9 países a los cuales seguramente se estarán sumando algunos más en el corto plazo. Por ejemplo, CEV de Uruguay y dos cámaras mexicanas llevaron la propuesta a sus casas centrales para evaluarla con sus asociados antes de tomar una decisión; lo mismo ocurriría con la representación colombiana.

La iniciativa surgió en la edición 2013 del CAMEVET, momento a partir del cual -y según se sostuvo desde ALANAC- las asociaciones nacionales se decidieron a organizar la formación de FLAIVET “en legítima defensa de los intereses y el de- sarrollo de las industrias de productos veterinarios de capitales latinoamericanos”.

Durante el Foro, fue el representante regional de la OIE para las Américas, Martín Minassian, el responsable de avanzar sobre los procedimientos para la participación de CAMEVET en las propuestas para la creación y modificación de estándares en la OIE. A la vez y desde Colombia se planteó el registro para productos homeopáticos, tema al cual Carlos Rufrano, de Argentina, le sumó una serie de avances en cuanto a los criterios para el registro específico de los complementos dietarios.

Claro que esta no fue la única participación nacional, puesto que a las realizadas por CAPROVE en materia de rotulado de productos veterinarios, Enrique Argento (secretario del CAMEVET) y Carlos Francia con las guías relativas a períodos de retiro, se sumó Viviana Parreño (de PROSAIA), quien avanzó en dos guías: una de pruebas de potencia para vacunas con PI-3 y otra de pruebas de potencia para vacunas inactivadas que contengan rotavirus. Tras Parreño, María Vena (por la misma Fundación) propuso conceptos sobre pruebas de seguridad en bovinos.

Se discutió el uso de productos veterinarios en acuicultura, así como también sobre la actualidad de los antimicrobianos y los antiparasitarios, planteándose una serie de propuestas en cuanto al tratamiento de nuevos temas técnicos: criterios de aplicación de las definiciones para el registro de producto innovador, genérico, similar y nuevo; promotores de crecimiento; bioequivalencias e instructivos para el completado de formularios para el registro de productos farmacológicos y biológicos.

Fuente: Motivar.
_____________________________________________________________________