keyboard_arrow_up
octubre 2014

La longevidad de las mascotas.

Así como el hombre nace, crece, se reproduce y muere, las mascotas también tienen un ciclo de vida. Aunque para ellos el proceso es más rápido que el de sus propietarios, tanto perros, como gatos, aves, peces y hámster tienen varios aspectos que destacar en cada uno de ellos.

Para empezar a identificar su ciclo de vida, hay que evaluar varios factores en su comportamiento y al momento de adquirirlos, ya que estos influyen en su promedio de vida.

De acuerdo con el médico veterinario Édgar Gutiérrez, director de la Clínica Veterinaria Universidad de La Salle, la edad en la que mueren los perros dependerá principalmente del tamaño y la raza, pero en promedio su expectativa de vida está entre 9 y 15 años.

En el caso de los gatos se tienen consideraciones muy similares a la de los perros con respecto a la expectativa de vida y se estima que pueden alcanzar los 8 y 13 años, según el especialista.

Estos tiempos de supervivencia varían en aves, peces y hámster. Al respecto, la médico veterinaria especialista en fauna silvestre, Carolina Sastre Corredor, resalta que en el caso de las aves hay que revisar la especie.

“Están las psitaciformes, que son aquellas similares en forma a loros y pericos, (cacatúa, australiano o fisher). Estas pueden llegar a vivir hasta 15 años, mientras que las paseriformes, que son las conocidas como aves canoras o cantoras (canario flauta, diamantes o bengalíes) pueden vivir hasta 20”, explica.

Pero si su mascota es un pez, tenga presente que si se trata de un beta, puede llegar entre los 6 y 8 años, y las bailarinas, de 15 a 20 años.

En cambio, el ciclo de vida en los hámster suele ser más corto, ya que de acuerdo a la especie que tenga en casa dependerá que viva de 1 a 5 años. Cada uno de estos animales tienen comportamientos o cambios en su aspecto que permiten identificar que están llegando a su último peldaño en su vida.

De acuerdo con Gutiérrez, durante la adultez de los perros y los gatos, se observa un comportamiento más apacible, más tranquilo; claro está, que ello dependerá de la especie, la raza y el sexo, y de las actitudes individuales del ser. “La vejez también trae consigo cambios degenerativos relacionados con la edad y su longevidad dependerá, al igual que nosotros, de la nutrición, el ejercicio y su estado de salud durante las etapas anteriores”, puntualiza.

En el caso de los animales no convencionales, el tiempo de vida y de gestación, difieren de acuerdo al manejo y a las condiciones de bienestar que les ofrezca a estos ejemplares. Por eso, la experta en fauna silvestre recomienda, antes de tomar la decisión de convertirlos en animales de compañía, analizar y tomar consciencia si puede darles el tiempo, inversión y cuidados que requiere.

“Así mismo, acuda a lugares reconocidos en donde pueda verificar que al adquirirlos se encuentran en buenas condiciones físicas y de salud, ya que si no lo hace se expone a tener ejemplares enfermos, que morirán en poco tiempo”, puntualiza.

Por ESTILO DE VIDA
Fuente: http://www.eltiempo.com