keyboard_arrow_up
enero 2015

Control de las afecciones podales en ovinos.

Sin título

Las afecciones podales son una de las principales limitantes sanitarias del rubro ovino, y su presencia en la majada sin un debido control y en algunos casos erradicación, determina un incremento en las horas de trabajo, gastos en productos terapéuticos y antimiásicos, y un menor desempeño productivo (menos carne y lana) y reproductivo.

Una adecuada sanidad podal de los ovinos del establecimiento “permite obtener mayor rentabilidad y ser más eficientes en el manejo de los costos, ya que al disminuir los ‘problemas de patas’ disminuyen los tratamientos, y permite liberar personal para otras actividades del establecimiento, ya que no habrá que repasar tanto las majadas en busca del control de las miasis”, dijo el doctor Sergio Fierro.

Sostuvo que el verano “es el momento más adecuado para comenzar el control de las afecciones podales, tomando medidas para disminuir el trabajo del resto del año en momentos menos convenientes”. Acotó que “como medida de prevenir brotes principalmente de Pietín durante la inseminación, esquila y parición, la revisación de todos los ovinos del establecimiento en verano, pata por pata, es altamente efectiva”.

Entiende que a pesar de que el trabajo puede llevar más de una jornada, dependiendo de la cantidad de animales del establecimiento, “seguramente el tiempo invertido en esta actividad será mucho menor a las posibles recorridas y tratamientos que hay que adoptar ante brotes en otros momentos”.

Para el integrante del Área de Transferencia del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), “las ovejas que ingresan a la encarnerada deben ser sanas de patas. Se sugiere que toda majada, con o sin problemas podales actuales, sea revisada para tratar y/o sacar los animales que en el corto – mediano plazo nos generarán inconvenientes en el manejo”.

A su entender, los puntos claves para realizar el trabajo con éxito son: “el correcto diagnóstico y clasificación de las diferentes afecciones; tratamiento adecuado para cada patología; y eliminación de animales no recuperables”.

Respecto al correcto diagnóstico y clasificación de las diferentes afecciones, “es fundamental tener pleno conocimiento de que no toda oveja que manquea o renguea es por lesiones de Pietín (Foot-rot). A pesar de que el Pietín es la principal enfermedad podal por su contagiosidad y afectación del animal, existen otras afecciones cuyo tratamiento, gravedad y pronóstico son muy diferentes y generalmente más leves que el Pietín”. Sobre el tratamiento adecuado para cada patología, Fierro manifestó que “es necesario conocer qué afecciones tenemos en las majadas problema para instaurar los tratamientos justos y necesarios, y de esa manera ahorrar en tratamientos no apropiados y horas extra de trabajo, así como evitar eliminar animales innecesariamente”.

Indicó que “algunas afecciones podales se solucionan con los mismos tratamientos que usamos para Pietín. Sin embargo, otras necesitan de manejos sanitarios diferentes y generalmente de menor costo y menos laboriosos. Una consulta a tiempo a su técnico de confianza le permitirá ahorrar y solucionar eficientemente el problema sanitario”.
En cuanto a la eliminación de animales no recuperables, el profesional expresó que los animales que ingresen al grupo de “animales curables”, es decir que se les aplicará tratamiento para intentar recuperarlos y que vuelvan a la majada, “deben ser animales que efectivamente tengan posibilidades de sanar con los tratamientos instaurados. Hay animales que por la gravedad de la lesión no son recuperables –principalmente por Pietín–, y deben ser eliminados del establecimiento cuanto antes, para evitar mantener ese foco de infección en piquetes cercanos por donde regularmente transitamos con las majadas sanas”.

El Secretariado Uruguayo de la Lana pone a disposición de los productores interesados el servicio de Jornadas de Asistencias Técnicas Contratadas, en las cuales se ofrece la revisación podal de los ovinos del establecimiento, y capacitación del personal en el reconocimiento y tratamiento de las diferentes afecciones podales. Para consultar sobre este servicio, contáctese con los técnicos del SUL de la zona: doctor Sergio Fierro (099861477); ingeniero agrónomo Marcelo Grattarola (099720106).

Fuente: El Telegrafo
____________________________________________________________________