Miércoles, 14 de noviembre de 2018

NOVIEMBRE de 2018
Volumen XXXV 
N° 367
ISSN 1852-317X

Archivo

febrero 2018

Parto distócico: cuidados a tener con los terneros.

A veces los terneros que están por nacer se encuentran en una posición diferente a la normal, lo que puede dificultar el parto y causar problemas para ellos, que pueden llevar incluso a su muerte.

Hugo Algarra, director técnico comercial de Comité de Ganaderos del Área 5, explicó que la posición normal de un ternero es cuando hace una cuña con las patas delanteras hacia el frente para abrir el canal uterino, con lo cual deja espacio a la cabeza y al resto del cuerpo.

 “Muchas veces, las vacas no dilatan bien el canal y sucede un parto distócico. En este caso, se debe asistir a la madre para ayudar a la salida del ternero”, señaló.

El portal Lavet de México define la distocia como “la dificultad o falla de la labor de parto y que puede ser debida a la NO expansión cérvix o al fallido descenso del cuerpo del feto por la pelvis de la madre”.

En este sentido, el trabajador de la finca o el médico veterinario encargado deben ayudar a la hembra en el parto, introduciendo su mano por la vagina del animal y amarrando las patas con un lazo para jalar al becerro.

Antes que nada, hay que observar muy bien a las vacas que van a parir y que evidencian signos de un próximo alumbramiento, como el hecho de separarse del resto de los animales. La madre también deja de comer y pierde el tapón mucoso. En este momento, es cuando empiezan las contracciones.

A partir de este instante, el operador debe prestar especial atención a la evolución del parto, teniendo atención de no forzar a la vaca ni al ternero a menos que sea necesario.

Si luego de 2 horas del comienzo del trabajo de parto no se observa ninguna parte del ternero y la madre sigue haciendo fuerza o tiene parte de la placenta colgando, se debe iniciar el proceso de exploración que describió el experto.

Hay que tener presente que la exploración se debe hacer con un equipo adecuado y una vestimenta adecuada, que incluye guantes, lubricante y desinfectante.

“Cuando el proceso es muy demorado, el ternero puede absorber algo de líquido amniótico y se ahoga. O también por la demora nace muerto porque no alcanza a respirar prontamente y se muere”, indicó Algarra.

Fuente: Agromeat