Viernes, 13 de diciembre de 2019

DICIEMBRE de 2019
Volumen XXXVI 
N° 380
ISSN 1852-317X

Archivo

octubre 2019

Respuesta reproductiva de conejas a una dieta de forraje verde hidropónico (FVH).

Vet. Arg. – Vol.  XXXVI – Nº 378 – Octubre 2019.
Muro, María(1); Willimoes, Pablo(1); Ipollitti, Micaela(1); Trigo, María Soledad(1); Arias, Rubén(1); Cordiviola, Carlos(1).

Resumen
El objetivo de este trabajo fue evaluar el efecto de la incorporación de forraje verde hidropónico (FVH) como única dieta en conejas mediante el uso de indicadores reproductivos; abarcando las etapas desde mantenimiento, gestación y destete. Se utilizaron 20 reproductores (cruza Neozelandesa x Californiana), 16 conejas y 4 machos. El FVH utilizado fue Avena sativa y Triticum aestivum. La dieta suministrada fue alimento balanceado y FVH, ambas ad-libitum. Se ajustó la técnica de producción de FVH determinando: dosis de semilla, rendimiento, densidad y altura de las plantas. Los resultados obtenidos fueron analizados estadísticamente para corroborar la significancia y la correlación con distintos índices productivos. La aceptabilidad de la avena resultó superior a la del trigo y se mostraron diferencias significativas a favor de la dieta testigo en: números de gazapos nacidos vivos, número de animales destetados y peso de los mismos; observándose una fuerte relación entre el consumo de materia seca y las variables: número y peso de animales destetados. El FVH como dieta única no resultó recomendable para las etapas de gestación y lactancia.
Palabras clave: conejos, forraje, hidroponía, productividad.

Reproductive response of rabbits to a diet of hydroponic green forage (FVH).
Summary
The objective of this work was to evaluate the effect of the incorporation of hydroponic green forage (FVH) as the only diet in rabbits through the use of reproductive indicators; covering the stages from maintenance, gestation and weaning. Sixteen rabbits (New Zealand x Californian crossbred) and 4 breeding males were used.The FVH used was Avena sativa and Triticum aestivum. The diets were balanced feed and FVH, provided ad libitum. The technique of FVH production was adjusted by determining: seed dose, yield, density and height of the plants. The results obtained were analyzed statistically to corroborate the significance and the correlation with different productive indices. The acceptability of oats was superior to that of wheat, there were significant differences in favor of the control diet in: numbers of live births, number of weaned animals and weight of them; and a strong relationship was observed between the consumption of dry matter and the variables: number and weight of weaned animals. The FVH as a single diet was not recommended for the stages of pregnancy and lactation.
Keys words: rabbits | forage | hydroponics | productivity.
1Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales Universidad Nacional de La Plata. República Argentina.
izootecnia@agro.unlp.edu.ar

Introducción
 La cunicultura para carne es el proceso de reproducción, cría y engorde de conejos, en forma económica, orientada a obtener el máximo beneficio en la venta de sus productos y subproductos.

El conejo doméstico desciende del conejo silvestre, Oryctolagus cuniculus, especie que, desde la más remota antigüedad, se halla en los países que rodean al Mar Mediterráneo, y desde los siglos XVI o XVII se extendió a la Europa Central y a las Islas Británicas. En cuanto a su domesticación, no se sabe con certeza dónde se inició, algunos autores opinan que fue en la Antigua Roma y otros que tuvo lugar en España. Por mutaciones y variaciones, complementadas por cruzamientos y selecciones naturales, en unos casos, y dirigidos por el hombre en otros, se obtuvo el conejo actual. En Argentina, el conejo tuvo presencia desde la llegada de la segunda ola inmigratoria a estas tierras a mediados del siglo XX (Gómez Páez, 2014).

Las existencias cunícolas mundiales rondan las 925 millones de cabezas de acuerdo a datos de la FAOSTAT (2014), se destacan Asia y América del Sur con el 56,7% y el 30% del total respectivamente. De acuerdo a dicha fuente, la evolución de la cría de conejos en los últimos 3 años (2011-2013) es positiva manifestando un crecimiento del 3,73% siendo América del Sur la región con mayor crecimiento (6,8%). En Argentina, la producción cunícola está representada por 0,13% de la cantidad de cabezas mundiales y se presenta como una actividad no tradicional y complementaria de otras producciones puesto que requiere escasa inversión inicial, posee ciclos reproductivos cortos, alta prolificidad, un potencial mercado interno y una alta flexibilidad productiva en cuanto al ritmo de reproducción: Intensivo, semi-intensivo y extensivo. Sin embargo, a pesar de ser una producción con un elevado potencial, dada la disponibilidad de forrajes y granos en el país, todavía presenta un bajo desarrollo y aún no existe un hábito de consumo generalizado (Gómez Páez, 2014; Cantaro, 2009).

La producción de conejos es actualmente desarrollada por pequeños productores, concentrándose la mayor parte de la producción en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. En Argentina, la Cunicultura está orientada mayormente a la producción de carne para consumo y en menor medida a la obtención de piel y pelo. La carne de conejo es muy nutritiva, baja en grasa y colesterol, abundante en proteínas, vitaminas y minerales (Gonzáles Redondo y Caravaca Rodríguez, 2005), sin embargo, el consumo de carne de conejo en Argentina para el año 2016 fue 1,8 gr/ habitante no llegando a cubrir la unidad mínima, que son 100 gramos per cápita por año(Viera y Obschatko, 2003) Una de las principales explicaciones del subdesarrollo de la carne de conejo ha sido la relativa importancia del consumo de carne vacuna en Argentina, que tanto cultural como económicamente, ha dificultado la inserción de otras carnes en el mercado doméstico.

En cuanto al comercio exterior, nuestro país reanudó sus exportaciones de carne de conejo en el año 2002, con la Unión Europea como principal destino exportando en el año 2005 un volumen de 2.890.000 kilogramos, siendo los trozos de carne congelados el principal rubro de exportación.

Las razas cunícolas se clasifican, según su peso adulto, en pesadas (más de 5 kg, como el Gigante de Flandes o el Belier Francés), medianas (3,5-4,5 kg, como la Neozelandesa Blanca y la Californiana), ligeras (2,5 a 3 kg, el conejo Ruso o el Pequeño Chinchilla) y enanas (alrededor de un kilogramo, como los enanos de color).Para la producción de carne se emplean principalmente líneas obtenidas a partir de razas medianas, siendo las más difundidas la Neozelandesa Blanca y la Californiana(Gonzáles Redondo y Caravaca Rodríguez, 2005).

En la Cunicultura intensiva, la dieta es de alimentos balanceados e industrializados, los mismos representan el costo más importante en la cría de conejos para carne (Gonzáles Redondo y Caravaca Rodríguez, 2005). Por tal motivo, la búsqueda de alternativas más económicas es un tema de sumo interés para obtener una mayor rentabilidad en esta actividad, tal podría ser el caso del forraje verde hidropónico (FVH).

En cuanto a las recomendaciones nutritivas del alimento, Gonzales Redondo y Caravaca Rodríguez, en el año 2005, indicaron que el mismo debe contener, para la etapa de mantenimiento: 2,4 Mcal/kg de Energía digestible, 15-17% de Proteína bruta, 13-16% de Fibra bruta y 2-3% de Grasa bruta; y para la etapa de gestación: 2,5 Mcal/kg de Energía Digestible, 16-18% de Proteína bruta, 12-15% de Fibra bruta y 3-4% de Grasa bruta.

Por otra parte el NRC en 1977 indica que, para las conejas en estado de gestación, el consumo diario de Energía digestible, Proteína bruta, Fibra bruta y Grasa bruta debe ser de: 0,320 Mcal/día, 22,1gr/día, 18,2 gr/día y 4 gr/día, respectivamente.

La hidroponia se define como el cultivo sin suelo sobre sustratos inertes, con el uso de soluciones nutritivas que abastecen óptimamente los requerimientos nutricionales de las plantas (Resh, 2001). La producción de FVH, es uno de los desarrollos prácticos originados en las técnicas de hidroponía, aunque con sus particularidades. El sistema FVH es una tecnología de producción de biomasa vegetal a partir de plántulas en estado de germinación y de crecimiento temprano (FAO, 2001).Las especies comúnmente utilizadas en esta modalidad son: avena, maíz, cebada, trigo y arroz, produciendo alimento de muy buena calidad nutricional y sanitaria, en un periodo de 9 a 15 días, durante todo el año (Resh, 2001). Con el FVH se podría alimentar ganado vacuno, caprino, porcino, equino y conejos; estos últimos, con dietas totalmente de forraje, ya que su tracto digestivo así lo permitiría.

Dado que el alimento es el principal insumo en una granja de producción cunícola y el costo de la alimentación es el principal factor que impacta en la rentabilidad, encontrar alimentos alternativos al alimento balanceado representa una oportunidad de poder disminuir los costos fijos de producción. Las ventajas que el FVH presentaría serían económicas, técnicas, espaciales y de ahorro de energía, además de su gran valor nutricional, su excelente digestibilidad y la aceptación por parte de los animales (Leandro, 2010).

El FVH ha sido incorporado en sistemas intensivos de producción animal para proporcionar un nuevo ingrediente como alimento, suplemento y/o reemplazo de uno o más componentes de la ración diaria (Figueroa et al., 1999; Morales et al., 2009), debido a su alta palatabilidad, digestibilidad y por presentar en general niveles óptimos de energía, vitaminas y minerales según requerimiento animal (Chang et al., 2000).

Para la producción de FVH se requiere de buenas condiciones ambientales, semillas o granos de buena calidad para su germinación logrando un alimento para los animales de buena calidad con un bajo costo de producción, alcanzando un rendimiento de 5 a 12 veces el peso de la semilla que se siembra en cada bandeja (Hidalgo, 1985).

Actualmente en Argentina la producción de FVH con destino ala alimentación de conejos cuenta con muy poco desarrollo y no es posible adquirir comercialmente el producto en el mercado, con lo cual para ser implementado en la suplementación de la alimentación animal, el productor debe obtenerlo en su establecimiento. Esta producción demanda de una técnica y de un proceso que requiere tener un conocimiento previo.

La producción se debe realizar en invernaderos que permitan su producción constante a lo largo de todo el año, incluso en épocas de sequía u otras condiciones climáticas adversas, en condiciones de sombra, protegidos del viento y humedad relativa, para evitar la evaporación del agua, resequedad de la semilla y muerte embrionaria (Izquierdo, 2002). Se debe contar con semillas libres de pesticidas, hongos y bacterias perjudiciales y debe presentar un poder germinativo mayor o igual al 75 % para evitar pérdidas en el rendimiento del FVH (FAO, 2001). Las semillas certificadas son muy caras y tienen agregados desustancias químicas que pueden no ser aptas para su uso como forraje (Lomelí, 2000). El proceso de germinación se realiza en recipientes planos (bandejas) por un lapso no mayor a los 15 días, suministrando riego de manera continua, evitando el exceso de agua que pueda ahogar la semilla o provocar el crecimiento de hongos en ella. Las especies forrajeras son susceptibles de infecciones de diversos hongos, algunos de los cuales pueden producir micotoxinas. Estos hongos incluyen especies de Fusarium, Alternaria, Cladosporium, Claviceps, Penicillium, Phytium, Rhizoctoniae infecciones endógenas (Scudamore y Livesey, 1998). El tiempo de cosecha adecuado del cultivo puede variar, adaptándose a las necesidades del productor, sin pasar más de 16 y 20 días (Müller et al. 2005). La densidad óptima de siembra, para encontrar buenos resultados en cuanto a peso y altura de las plantas depende la especie que se utiliza. La altura promedio esperable de un grano germinado es de 25 centímetros (Chang et al. 2002).El objetivo del presente trabajo fue evaluar el efecto del FVH vs una dieta a base de balanceado comercial, sobre la respuesta reproductiva de conejas para carne.

Materiales y Métodos
El trabajo se llevó a cabo en la Unidad didáctico-experimental de conejos, con la que cuenta el curso de Introducción a la Producción Animal de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata, provincia de Buenos Aires República Argentina.

Las instalaciones utilizadas fueron: un tinglado con cortinas laterales para regular la ventilación y jaulas polivalentes con bebederos automáticos, comederos tipo tolva para el alimento balanceado y comederos especiales para el suministro del FVH. Se trabajó con 16 hembras y 4 machos reproductores de distinto grado de cruzamiento entre las razas Neozelandesa y Californiana.

En otro sector del criadero se realizó la producción de FVH para la alimentación. Para ello se utilizaron los siguientes materiales:
-Semillas de avena y trigo con un PG>90%,
-Bandejas plásticas con drenaje,
-Bastidores de madera y estructuras de alambre galvanizado para sostener las bandejas,
-Sistema de riego por goteo,
-Sistema de recolección del excedente de agua de riego y reutilización de la misma,
-Cámara oscura para la germinación de las semillas,
-Bastidores para la recolección de la materia fecal,
-Balanza para el pesaje de forraje y animales.

Producción de FVH
Se procedió a remojar las semillas con agua durante 24 hs. Se les retiró el excedente de agua y se las colocó en oscuridad durante 48 horas. Luego se procedió a la siembra de las mismas en bandejas especiales. Se determinó el comportamiento en cuanto a crecimiento, desarrollo y producción de biomasa de avena y trigo.

La dosis óptima de siembra utilizada en el ensayo fue de 500 gr por bandeja en el caso de la avena y 400 gr para el trigo.

Las bandejas fueron regadas por goteo de forma constante y uniforme; las bandejas se colocaron inclinadas y fueron perforadas para eliminar el excedente hídrico. La cosecha se realizó cuando la germinación alcanzó su máxima altura y antes de comenzar a amarillarse.

Una vez cosechado el FVH y previo a la alimentación se practicó un preoreo de 24 horas (se retiraron del sistema de riego y de las bandejas), de manera de aumentar el porcentaje de materia seca por unidad de forraje.

Ensayo I:
Prueba de aceptabilidad: Se alimentaron 4 conejas con FVH de avena y 4 con FVH de trigo, se les proveyeron porciones de similar peso, ¼ de bandeja por coneja, tanto de las de avena como de las de trigo, para comparar aceptabilidad entre los mismos; una vez determinada se continuó con el FVH más aceptado. Se implementó un período de transición que consistió en un aumento gradual de la proporción de FVH en la dieta hasta alcanzar el 100% del mismo en la ración. Confirmada la aceptabilidad del FVH se continuó con esta dieta hasta la constatación de la estabilidad del consumo del FVH.El consumo de FVH se determinó por diferencia de peso entre lo ofertado y el remanente diario los datos de suministro y remanentes diarios del FVH para calcular su consumo y asegurar el suministro ad-libitum, se determinó de esta manera el consumo diario de cada coneja. Para facilitar el consumo se procedió a desmenuzar el sistema radical. Las conejas se pesaron semanalmente para observar y registrar la evolución de su peso vivo.

Ensayo II:
Se suministraron dos dietas: 8 hembras fueron alimentadas con una dieta de FVH de avena (tratamiento F), (Tabla 1) y 8 alimentadas con una dieta testigo a base de balanceado comercial (tratamiento T).La composición química de la dieta F se observa en la tabla 1. El ensayo abarcó los períodos de mantenimiento, incluyendo el tiempo necesario para la adaptación de los animales al FVH, de Servicio, de Gestación y Parición.
Tabla 1 Composición aérea y radical del FVH de avena

(*) Se tomó como valor de referencia ya que las conejas consumieron tanto la parte aérea como la parte radical del FVH

Se determinó La Digestibilidad Total Aparente in vivo (DTA) de las dietas se realizó con 8 animales/tratamiento siguiendo la metodología propuesta por Perez et al. (1996) utilizando jaulas provistas de recolectores de heces individuales y se calculó la mediante la fórmula DTA= (MS ingerida/MS excretada) x100.

Una vez los animales de ambos tratamientos adaptados a las dietas y con su peso estabilizado se procedieron a darles servicio y registrar los resultados de los mismos.

A los 15 días de producido el servicio se realizó la palpación abdominal de las hembras, para determinar si resultaron preñadas.

Se registraron los datos de servicios, preñeces y partos (gazapos nacidos vivos y muertos) número de animales destetados y peso alcanzado.

Análisis estadístico
Los datos fueron procesados  con el paquete estadístico Statgraphics Centurión. Se realizó un análisis de ANOVA y mediante el test de Fisher LSD un análisis comparación de medias del consumo, digestibilidad total de dieta consumida y parámetros reproductivos según tratamiento. Se llevó a cabo un análisis de regresión simple para correlacionar el consumo de materia seca con el número y peso de los gazapos destetados. Se consideraron diferencias significativas con un valor P <0,05 y tendencias 0.05>P <0,10.

Resultados y discusión
En relación al ensayo I, el rendimiento de FVH por Kg de semilla utilizada es un indicador productivo muy importante, comprobándose que con la utilización de 0,5 kg de avena por bandeja se obtuvieron 2,9 kg de forraje; mientras que, en el caso del trigo, por cada 0,4 kg de semilla se obtuvieron 2,65 kg de forraje (Tabla 2).De la prueba de aceptabilidad comparativa entre ambos forrajes, se observó que el consumo medio del FVH de avena fue significativamente mayor(p= 0,0317) que el de trigo(Tabla 3).
Tabla 2. Datos del crecimiento del FVH de Trigo y Avena

Tabla 3. Análisis de media del consumo diario de FVH de Trigo y Avena

P valor: Letras diferentes indican diferencias significativas para el 95 % de probabilidad.
CTMV= Consumo de materia verde forraje verde hidropónico expresado en gramos

Respecto al ensayo II, el consumo de MS del tratamiento testigo fue significativamente mayor (p=0,04) que la dieta con FVH y sin diferencias significativas (p>0,05) en la digestibilidad total aparente en ambos tratamientos (Tabla 4).
Tabla N° 4. Análisis de media de la DTA  y CTMS según tratamiento.

P valor: Letras diferentes indican diferencias significativas para el 95 % de probabilidad.
DTA digestibilidad total aparente en porcentaje
CTMS consumo total de materia seca en gramos

 El consumo de proteína bruta, energía digestible y fibra bruta fue significativamente mayor (p<0,05) para el tratamiento T respecto al F (85,7%; 81,7 y 83,5% respectivamente); (Gráfico 1,2 y 3).

Gráfico 1: Consumo de proteína bruta (CPB) según tratamiento.

Gráfico 2: Consumo de Energía digestible (CED) según tratamiento

Gráfico 3: Consumo de fibra bruta (CFB) según tratamiento.

En el peso al servicio de las conejas, el porcentaje de preñez y parición, no se observaron diferencias significativas (p>0,05) entre ambos tratamientos. Las conejas de ambos lotes parieron sin presentar abortos ni mortalidad al parto. El número de gazapos nacidos vivos presentó diferencias significativas (p=0,0037) entre ambos tratamientos, un 50% más para la dieta T(Tabla N° 5).

Tabla N° 5. Análisis de medias de los índices reproductivos según tratamiento.

P valor: Letras diferentes indican diferencias significativas para el 95 % de probabilidad.

Respecto al número de gazapos destetados se observó diferencia entre el tratamiento T y F (p=0,0001); (Gráfico 4).El peso promedio al destete de los gazapos fue 75,9% mayor (p=0,0001)   para el lote testigo (Gráfico 5).

Gráfico 4. Nacidos vivos según tratamientos.

Gráfico 5. Números de gazapos destetados según tratamiento.

Mediante el análisis de regresión simple para verificar si existió relación entre nacidos vivos, números de gazapos, peso al destete y el CMS se observó que ajustó a un modelo lineal puesto que el valor-P en la tabla ANOVA fue menor a 0,05, existiendo una relación estadísticamente significativa. Los coeficientes de correlación fueron a 0,73; 0,74; 0,73 respectivamente, indicando una relación moderadamente fuerte entre las variables (Gráficos 6,7 y 8).

Gráfico 6. Análisis de regresión simple entre gazapos nacidos vivos y consumo total de materias seca.
Gráfico 7. Análisis de regresión simple entre gazapos destetados y consumo total de materias seca

Gráfico 8. Análisis de regresión simple entre peso al destete y consumo total de materias seca.

Se observó que existió relación entre nacidos vivos, números de gazapos, peso al destete y el CED se observó que ajustó a un modelo lineal puesto que el valor-P en la tabla ANOVA fue menor a 0,05, existiendo una relación estadísticamente significativa. Los coeficientes de correlación fueron a 0,62; 0,73; 0,74 respectivamente, indicando una relación moderadamente fuerte entre las variables (Gráficos 9,10 y 11).
Gráfico 9. Análisis de regresión simple entre gazapos nacidos vivos y consumo de energía digestible

Gráfico 10. Análisis de regresión simple entre gazapos destetados y consumo de energía digestible
Gráfico 11. Análisis de regresión simple entre peso al destete y consumo de energía digestible

Las densidades de siembra utilizadas en el presente trabajo (3,300kg m-2 para avena y 2640 kg m-2 para trigo; 1m2 = 6.6 bandejas; 1 bandeja: 54cm x 28cm) se asemejaron a los datos respecto a la mejor dosis de siembra reportados por Hidalgo, 1985 (2 a 3 kg m-2) y Dosal, 1987 (3,9 kg m-2); sin embargo, se observaron discrepancias respecto a los datos reportados por Resh, 2001 (5,6 kg m-2).

Por este motivo se hace necesario encontrar un factor más determinante en la elección de la dosis de semilla, el cual relacione la dosis con la cantidad y calidad del forraje producido por unidad de superficie, incidiendo en ello la calidad de la semilla y las condiciones generales del manejo hidropónico.

Las alturas de plantas registradas en el ensayo fueron similares a lo descrito por Elizondo (2005), quien sugirió que la cosecha de FVH debe realizarse cuando el cultivo ha alcanzado una altura de 20-25 cm, para evitar su progresivo amarilleo y pérdida de calidad nutricional.

Por otra parte, los días transcurridos desde siembra a cosecha tomados en este ensayo, se correlacionan con lo indicado por Dosal (1987), quien mostró que períodos de 7 a 10 días fueron suficientes para completar el ciclo hidropónico de un cereal como FVH.

De la comparación con los requerimientos establecidos por NRC (1977), y por González Redondo y Caravaca Rodríguez en 2005, para las conejas en etapa en gestación, se observó el bajo porcentaje de materia seca del FVH de avena, aún luego de realizar un pre oreo del forraje. (Con este procedimiento se logró aumentar el porcentaje de materia seca del alimento del 8,8% al 10,6%), que no alcanzó a cubrir los requerimientos en energía digestible ni en proteína bruta, llegando a aportar apenas la mitad de lo requerido. Por ende, el FVH de avena no es un alimento de baja calidad, sino que el inconveniente se encuentra en su bajo porcentaje de materia seca y por lo tanto las conejas, debido a su limitada capacidad de consumo, no podrán cubrir sus necesidades nutricionales.

Conclusión
En un sistema de producción intensiva de conejos para carne, el forraje verde hidropónico como única dieta, funciona para la etapa de mantenimiento, no siendo recomendable para las etapas reproductivas ni de lactancia; donde refleja disminución en los índices reproductivos debido a un claro déficit nutricional, no por su calidad, sino por su bajo porcentaje de materia seca.

Bibliografía
Cántaro, H. Fruticultura y diversificación. 2009;15(60).
Producción familiar de conejos para carne.http://www.sidalc.net/cgibin/wxis.exe/?IsisScript=bad.xis&method=post&formato=2&cantidad=1&expresion=mfn=027654.
Chang, M.; Hoyos, M.; Rodríguez, A. Centro de Investigación de Hidroponía y Nutrición Mineral. Lima, Perú. 2000Producción de Forraje Verde Hidropónico.; http://www.rlc.fao.org/prior/segalim/ pdf/4.
Dosal, J.1987 Efecto de la dosis de siembra, época de cosecha y fertilización sobre la calidad y cantidad de forraje de avena producido bajo condiciones de hidroponía. Universidad de Concepción, Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales. 106 p
Elizondo, J.2005 Forraje verde hidropónico: una alternativa para la alimentación animal. Revista ECAG 32: 36-39
FAO. 2001 (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). Manual Técnico Forraje Verde Hidropónico. Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe.70 p http://.fao.org/3/a-ah472s.pdf
Faostat. 2014. www.faostat.fao.org.
Figueroa, M. 1999. Condiciones ambientales y uso de solución nitrogenada en producción de forraje «hidropónico» de avena (Avena sativa L.) en invernadero. Agro-Ciencia, vol. 15, p. 195-206
Gómez Páez, J. A. 2014. Cunicultura. Tesis para optar al título de Magíster de la Universidad Nacional abierta y a distancia (UNAD). http://sistemasdeproduccioncunicola2015303.weebly.com/uploads/2/7/0/8/2708987 7/jorge_alberto_gomez_momento_1_spcunicola.pdf
Gonzáles Redondo, P.; Caravaca Rodríguez, F. 2005. Producción de conejos de aptitud cárnica.
http://www.uco.es/zootecniaygestion/img/pictorex/09_10_34_Cunicultura.pdf
Hidalgo, L.1985. Producción de forraje en condiciones de hidroponía. I. Evaluaciones preliminares en avena y triticale. Universidad de Concepción, Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales. 64 p.
https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_nlinks&ref=3175262&pid=S0718-3429201100030001100011&lng=es
Izquierdo, J. 2002. El forraje verde hidropónico (F.V.H) como tecnología apta para pequeños productores Publicado por la FAO, (en línea) consultado el día 25 de febrero de 2009. Disponible en: http://www.fao.org/docrep/.htm
Leandro, C. 2010. Producción de Forraje Verde Hidropónico.
Lomelí Z. H. M. 2000. El forraje del futuro hoy. Agricultura. 63. 15-18. Forraje Verde Hidropónico.
Ministerio De Asuntos Agrarios Gobierno De La Provincia De Buenos Aires.2007.  Desarrollo del sector cunícola en la provincia de Buenos Aires “En busca de nuevos mercados” https://likedoc.org/en-busca-de-nuevos-mercados-ministerio-de-asuntos-agrarios.
Morales, M.; Fuente, B.; Juárez, M.; Avila, E. 2009.Effect of substituting hydroponic green barley forage for a commercial feed on performance of growing rabbits.World Rabbit Science.
Müller, L; Manfron, P; Santos, O; Medeiros, S; Haut, V; Dourado, D; Binotto, E; Bandeira, A. 2005. Producción y composición bromatológica de forraje hidropónico de maíz (Zea mays L.) con diferentes densidades de siembra y días de cosecha. Zootecnia Tropical 23(2): 105-119.
Nutrient Requirements Of Rabbits. 1977. Nutrient requeriment of domestic animals. Sec ed.
Perez J. M., Lebas F., Gidenne T., Maertens L., Villamide M. J., Carabaño R., Fraga M. J., Ramos M. A., Cervera C., Blas E., Fernandez J., Falcao E., Cunha L., Freire J., Xiccato G., Parigi Bini R., Dalle Zotte A., Cossu M. E., Carazzolo A. 1996. “Metodo Europeo di Riferimento per la Determinazione in Vivo della Digeribilità di Diete per Conigli”. Zoot. Nutr. Anim., 22, 47-51.
Resh, H. M. 2001. Cultivos Hidropónicos. Nuevas técnicas de producción. Quinta edición. Ediciones Mundi-Prensa. Madrid, España.558 p.
Scudamore, K Y Livesley J. 1998. Occurrence and Significance of Mycotoxins in Forage Crops and Silage: a Review. SciFoodAgric Vol. 77 pp 1-17.
Viera, Dionisio Y Edith S. De Obschatko. 2003. IICA. Carne de conejo (Doc.A-10); Estudio 1.EG.33.7, Componente A; Préstamo BID 925/OC-AR. Pre II. Coordinación del Estudio: Oficina de la CEPAL-ONU en Bs. As., a solicitud de la Secretaría de Política Económica, Ministerio de Economía de la Nación.