keyboard_arrow_up
febrero 2020

Precauciones por el retorno de las palomas a la plaza Alfonso López. Valledupar, Colombia.

Estas aves domésticas, luego de la finalización de la remodelación de la plaza Alfonso López, han vuelto paulatinamente al espacio público.

Una forma de prevenir las enfermedades transmitidas por las palomas es limpiar las zonas donde hay presencia de heces con abundante agua, evitando así la exposición al polvillo.FOTO/ NÉSTOR DE ÁVILA.

Una forma de prevenir las enfermedades transmitidas por las palomas es limpiar las zonas donde hay presencia de heces con abundante agua, evitando así la exposición al polvillo. FOTO/ NÉSTOR DE ÁVILA.

Luego de la inauguración de la plaza el 13 de abril del mencionado año, de acuerdo con la comunidad que vive y transita por el sector, paulatinamente esta especie ha vuelto en un proceso lento, y a través de redes sociales y emisoras de la ciudad muchos ciudadanos se preguntaban por estos animales. Había especulaciones.

Luis Acevedo, jardinero de la plaza Alfonzo López, quien desde el 2012 alimenta a las palomas, comentó que cuando comenzaron las remodelaciones de la plaza los ruidos hicieron que las aves migraran a otras zonas de la ciudad. Afirma que él las llevó al parque Altagracia, detrás de la Alcaldía en ese tiempo, pero como solo él las alimentaba no daba abasto a la cantidad de palomas y se fueron algunas a otros sitios.

A pesar de que son un centro atractivo para las familias que comúnmente visitan la plaza, esta especie porta enfermedades ‘silenciosas’ que son perjudiciales para la salud. Según Marino Zuleta, médico veterinario, afirma que su excremento tiene urea: una sustancia toxica que estas aves expulsan al momento de orinar y defecar por el mismo conducto.

De acuerdo con el especialista, las palomas tienen un ciclo reproductivo muy acelerado y no tienen un depredador directo que pueda mantener en un orden natural la cantidad de palomas que abundan en el departamento del Cesar. Solo el búho, de acuerdo con Zuleta, es el depredador que puede cazarlas y muy pocos según el veterinario están en Valledupar, lo que ha provocado la proliferación de esta especie a un ritmo acelerado.

Estas aves se han convertido en una problemática porque viven en los techos de las casas y especialmente en lugares cerrados donde se les facilita reproducirse y subsistir. Según Zuleta, la cantidad de palomas urbanas que residen en la ciudad de Valledupar están causando afecciones respiratorias en la población, debido a que el excremento de esta especie contiene amoniaco, el cual es nocivo para la salud.

El especialista comentó que en el mes de agosto del año pasado se conoció el caso de un niño en la carrera cuarta con 23 que presentó afectaciones respiratorias por el excremento de algunas palomas que vivían en la zona. Esto ratificó la problemática actual que afronta Valledupar con esta especie invasora.

ENFERMEDADES MÁS COMUNES

Entre las enfermedades que producen las palomas se destacan: la histoplasmosis, enfermedad respiratoria que se manifiesta con un severo daño pulmonar acompañado de escalofríos, fiebre, tos y dolor en el pecho.

Luego está la clamidiosis, enfermedad que es causada por una bacteria que se transmite al hombre por respirar el polvo fecal contaminado por aves que portan dicha bacteria.

Por último la colibacilosis, que es causada por un germen llamado Eschequiria colis, que se encuentra en el intestino de los animales y del hombre. Provoca fiebre, diarrea y pequeñas hemorragias en la piel.

Debido a la gravedad de estas enfermedades según Marino Zuleta, médico veterinario, por medio de un maíz anticonceptivo se está alimentando a esta especie para frenar la reproducción de las aves y evitar que más valduparenses sean afectados por enfermedades respiratorias. Mientras tanto, las palomas siguen siendo un atractivo de la plaza Alfonso López de Valledupar para propios y visitantes.
Fuente:
https://elpilon.com.co/precauciones-por-el-retorno-de-las-palomas-a-la-plaza-alfonso-lopez/

POR: NAMIEH BAUTE BARRIOS / EL PILÓN
NAMIEHDAYANA@GMAIL.COM