keyboard_arrow_up
mayo 2020

El Gato Bombay, uno de los más inteligentes y longevos.

Es también muy divertido.
Descubre y enamórate de uno de los
animales más peculiares que existen.

BY LAURA BECH

El gato bombay es fácil de reconocer porque tiene su pelo de un negro tan oscuro como intenso que, en ocasiones, se puede comparar al charol. En cuanto a su origen existen diversas teorías. La hipótesis más extendida es la que asegura que en 1950 unos criadores de Estados Unidos cruzaron varias razas de gatos americanos, de pelo corto y negro con el burmés. El origen fue el gato bombay también llamado gato pantera. De hecho, es un felino creado para hallar un color diferente a los que ya presentaba la raza burmés, típicamente amarronada.
Es un gato que busca las temperaturas cálidas, si es en tu regazo, mucho mejor. Suele buscar cobijo y cariño en la cama de su dueño y hasta podrías sacarlo a pasear con arnés y correa. Una de las características más especiales de la raza es su longevidad, los bombay son gatos que pueden vivir hasta 18 años y que suelen tener una salud envidiable.

Te sorprenderá su inteligencia.

Se dice de esta raza que es una de las más inteligentes. Lo estimulan los juegos didácticos y los paseos en los que pueda curiosear e inspeccionar a su antojo. El bombay es un animal que disfruta, a diferencia de otros felinos, de la compañía por eso es importante que tengas presente que tanto los paseos como los juegos los querrá hacer contigo a su lado.

Todo lo que tienes que saber sobre el gato bombay Este gato es ágil y musculoso, su peso oscila entre los 5 y los 7 kilos, las hembras algo menos. Por su origen es un animal habilidoso para moverse, los juegos interactivos son los más apropiados para él.

Otro aspecto que caracteriza a esta raza es su maullido, no emite el típico sonido de los gatos sino que se comunica mediante un gorjeo.

Ideal para vivir con niños

El gato bombay tiene un carácter cariñoso y tranquilo. No le gusta mucho la soledad, por lo que es un animal perfecto para convivir con niños, incluso con otras mascotas. No es de extrañar que comparta espacio en una casa con perros. Si pasa mucho tiempo sin compañía puede desarrollar conductas ansiosas que le impidan un comportamiento normal. Eso sí, los ambientes ruidosos y bulliciosos le molestan porque tiene muy desarrollado el sentido del oído.

Su longevidad es otra de las virtudes de esta raza que, además, no demanda demasiado cuidados. La media de vida de los gatos bombay suele ser de quince años, aunque muchos de ellos llegan hasta la mayoría de edad.

Algunos gatos bombay tiene problemas renales, una enfermedad que, como sabes, es bastante común entre los felinos. Fuera de esta patología, es un gato fuerte y sano.

Un pelaje de pantera.

Uno de los pocos cuidados que requiere el gato bombay es el de cepillado de su pelo, al menos 3 veces por semana. De esta manera se retira el pelo muerto y se estimula naturalmente la secreción de aceites naturales que fortalecen su pelaje. Se aconseja no bañar a los gatos de esta raza salvo indicación del veterinario. Su aseo es sencillo y basta con pasarles un pañuelo de tela para darle más brillo a su pelo.

Para mantener el brillo es importante que la alimentación sea rica en nutrientes, contenga pocos cereales y más proteínas de calidad. Algunos dueños optan por la comida casera como primera opción.

La mala fama de los gatos negros

Según los historiadores, los gatos negros comenzaron a ser sinónimo de mala suerte, para algunas culturas, durante el siglo XIV. Se los acusó de ser los causantes de las pestes que asolaban las ciudades y se cobraban la vida de miles de personas. Sin embargo, la peste la originaban las ratas y al perseguir a los gatos (que se comían  a estos animales) no hacían más que propiciar la enfermedad. En la actualidad, los gatos negros son exóticos y distintivos y para la mayoría de culturas un integrante más de la familia que lo adopta.
Fuente:
https://www.hola.com/estar-bien/20200413165436/gato-bombay-caracteristicas-lb/