keyboard_arrow_up
junio 2020

Factores que afectan la calidad de la cáscara del huevo.

El huevo es símbolo de vida (tiene como finalidad la perpetuación de las especies ovíparas), y ha estado presente desde la antigüedad en la alimentación de la humanidad. Se le considera un alimento perfecto por la cantidad y calidad de macronutrientes que aporta y protegen de enfermedades carenciales.

Además, la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) lo reconoce como uno de los alimentos más nutritivos de la naturaleza.

La industria del huevo se encuentra en permanente cambio, esto debido a una demanda creciente del mercado, cambios tecnológicos y la presión de los consumidores y de los entes regulatorios.

En los últimos años la producción mundial de huevos se ha incrementado considerablemente; incluso en algunos países el crecimiento de la demanda ha sido más rápido que el de producción para atenderla; estos incrementos han estado cercanos al 3% anual.

El precio comparativo del huevo con otras proteínas de origen animal y la calidad de su proteína han hecho que el crecimiento en producción y consumo sea sostenible en los últimos años.

Por lo menos el 70% de la producción mundial de huevos se concentra en pocos países como son China, Estados Unidos, India, México, Rusia, Brasil, Japón, Indonesia, Ucrania, y Turquía.

Este crecimiento y el incremento de la competencia y las exigencias y especialización de los consumidores llevan a los productores a hacer considerables esfuerzos para reducir al mínimo los problemas de calidad de la cáscara del huevo, algunas veces sin éxito.

El aparato reproductor de la gallina está formado por el Ovario y el Oviducto, y solo son funcionales los ubicados en el lado izquierdo del cuerpo de esta.

El Oviducto podemos describirlo como un tubo de unos 60 cm de longitud y por su morfología y función, el oviducto puede dividirse en 4 regiones:
Seguir leyendo
Fuente: Avi News Latinoamérica.