keyboard_arrow_up
junio 2020

Piroplasmosis equina en Nueva Zelandia.

Las autoridades sanitarias de Nueva Zelandia confirmaron la aparición de pirolasmosis por primera vez en el país. Como parte de un estudio de rutina para exportación, una yegua de 4 años dio positivo a Theileria equi. El animal había sido previamente importado en febrero de 2019 y se cree que contrajo el protozoo durante la importación. La transmisión de la piroplasmosis equina se produce principalmente a través de las garrapatas y en Nueva Zelandia no se han identificado vectores para el parásito.

Fuente: OIE