keyboard_arrow_up
septiembre 2021

Importancia de la bioseguridad en avicultura

Las normas y prácticas de bioseguridad pueden ser percibidas en muchas ocasiones como “costosas, inconvenientes o dogmáticas”Estas percepciones dificultan el desarrollo de una cultura e interfieren con la aceptación e implementación de un programa de bioseguridad en las instalaciones avícolas. Esta barrera cultural solamente puede ser disipada mediante educación/ entrenamiento y el establecimiento de objetivos comunes.

Instaurar programa de bioseguridad es un compromiso
La implementación del programa de bioseguridad en una instalación avícola es un compromiso que debe ser comunicado, entendido, aceptado, apoyado y ejecutado por todos y cada uno de los miembros de la empresa.

La bioseguridad debe convertirse en la filosofía que guíe todas las decisiones y operaciones cotidianas de una empresa. Lograr esto también requiere liderazgo, trabajo en equipo y comunicación.

Asimismo, es importante establecer:

  • Requisitos obligatorios para el empleo de personal
  • Entrenamiento básico
  • Normativas de trabajo diarias
  • Obligaciones y consecuencias por fallas en el cumplimento o notificación de infracciones del programa

Mecanismo para crear y mantener la cultura de bioseguridad
El mecanismo para crear y mantener la cultura de bioseguridad es mediante un programa obligatorio de educación y entrenamiento anual para todos los empleados.

  • Por otro lado, una vez que se ha desarrollado un programa y que se ha invertido en infraestructura y recursos humanos, no se debe asumir que todos los empleados cumplen con los requisitos y procedimientos establecidos todos los días y/o sin errores.
  • Experiencias publicadas, así como observaciones reportadas por el autor en colaboración con otros especialistas, demuestran que la implementación de las prácticas de bioseguridad en las instalaciones avícolas pueden fracasar por falta de entrenamiento, concienciación del personal de una empresa y recursos.
  • De poco sirve un programa puramente teórico de bioseguridad e la planta cuando no hay suficiente ropa y calzado limpios en la granja, si el diseño de los módulos de bioseguridad y baños de entrada es deficiente, si no se cuenta con jabón y agua caliente, si la presión del agua a la entrada es insuficiente, etc.

 Sistema de auditoría interno
Para garantizar el éxito del programa se debe contar con un sistema de auditoría interno que sirva para evaluar rutinariamente la implementación de las normas y prácticas establecidas, y detectar fallas tanto estructurales como operativas a fin de tomar medidas correctivas en forma inmediata.

  • Auditorías periódicas por personal externo especializado en bioseguridad pueden ayudar también a identificar áreas de mejoramiento y contribuir a la educación del personal de una empresa. La ejecución del programa nunca debe ser apoyado solo mediante acciones punitivas.
  • Nuevamente, la cultura e implementación adecuada del programa se promueve mediante la educación, la comunicación y el establecimiento de un sistema de incentivos o reconocimientos (tanto para empleados como para productores) por dedicación en el cumplimiento del programa o por contribuciones para el mejoramiento del mismo.

La demanda de productos avícolas y exigencias crecientes por parte de los consumidores y organismos reguladores, aunado a la amenaza inminente de enfermedades como la influenza aviar, requieren que las empresas avícolas inviertan en el establecimiento e implementación de un programa efectivo de bioseguridad.

Asimismo, la presión para eliminar y/o reducir el uso de antibióticos y proteger el bienestar animal están y continuarán induciendo mejoras graduales en los mayores sistemas de producción en todo el mundo. Ante la amenaza de múltiples enfermedades que pueden tener un impacto económico severo, los empresarios y profesionales de la industria avícola están obligados a dar prioridad al diseño y ejecución de programas de bioseguridad que les permitirán asegurar la rentabilidad y futuro de sus empresas.

La bioseguridad es fundamental para mantener la salud de los lotes, lograr los objetivos de producción esperados y asegurar la rentabilidad y sostenibilidad de las empresas del presente y del futuro. El éxito del programa depende en la medida en que éste forme parte de la cultura de la empresa y en el entrenamiento continuo del personal de la misma.

Esta publicación es parte del artículo “Establecimiento e Implementación de un Programa Efectivo de Bioseguridad”para revisar el artículo completo realice clic aquí.