keyboard_arrow_up
noviembre 2021

Uso de la Morínga  (Moringa oleífera) en la alimentación porcina.

Vet. Arg. – Vol.  XXXVIII – Nº 403 – Noviembre 2021.
Nidia Arias Nuviola1; Roxana Rodríguez Salgado2; MSc. Sahily Cano Llorente3

Resumen
El trabajo se desarrolló en la Cooperativa de Créditos y Servicios “Clemente Ramos Guerra”,  ubicada en el Reparto “La Unión” de la ciudad de Bayamo. Se realizó un diagnóstico al agroecosistema enfatizando en el cultivo de la moringa (Moringa oleífera) empleada como forraje en la alimentación porcina. Durante la investigación se realizó un inventario de la población animal y los principales cultivos agrícolas en un área de referencia dentro de la Cooperativa. La entidad en general cuenta con 6,0 hectáreas de ellas 1,0 ha dedicada a la producción de maíz; tomate (1,0 ha); 1,0 ha cultivada con boniato, yuca y lechuga. Además se dispone de 3,0 ha las cuales están dedicadas al pastoreo, moringa y caña de azúcar; en tanto 1.0 ha de instalación. Se dispone de moringa como forraje con excelentes propiedades nutricionales para la alimentación porcina.

Summary
The work developed in Créditos’s Cooperative and Servicios “Clemente Ramos Guerra”, once The Union of Bayamo’s city was located in the Delivery. A diagnosis to the agroecosistema emphasizing in the cultivation of the moringa (oil-producing Moringa) used like forage in the porcine nutrition came true. An animal population’s inventory and the principal agricultural cultivations in an area of reference within the Cooperative were accomplished during investigation. The entity in general has 6.0 them hectares 1.0 is once the production of corn was dedicated to; Take (1.0 is); 1.0 is grown with sweet potato, cassava and lettuce. Besides you get ready of 3.0 there are which they are dedicated to sheepherding, moringa and sugar cane; In the meantime you have 1,0 of installation. Nutricionales for the porcine nutrition are arranged of moringa like forage with excellent properties.
1MSc. Profesora Auxiliar, Universidad de Granma; nariasn@udg.co.cu
2Estudiante Agronomía, Universidad de Granma; eysalgado@nauta.cu
3MSc. Profesora Auxiliar, Universidad de Granma;
scanol@udg.co.cu

Introducción
El uso de árboles y arbustos es una de las vías más efectivas para mejorar la calidad y cantidad de forrajes en sistemas de producción animal. En tal sentido, muchas especies leñosas debido a su valor nutritivo y capacidad de producción de biomasa, pueden contribuir a mejorar la calidad de la dieta de los animales, satisfacer la demanda de alimentos en la época de sequía y estimular la aplicación de técnicas de producción animal compatibles con el medio ambiente y los recursos naturales. Relacionado con esto nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, al inicio del período especial, expresó: -“Producir leche y carne sin piensos, combustibles ni fertilizantes, es un milagro que solo puede lograrse con la aplicación de la ciencia y la técnica” (Hernández et al., 2008).

En la búsqueda de nuevas especies, se ha obtenido la Moringa (Moringa oleifera), una especie promisoria dentro del grupo de árboles no leguminosos, con potencial para el corte y transporte, pasto, barrera contra el viento; y cercado de áreas de producción animal (Padilla et al., 2017).
La moringa es una especie vegetal ampliamente cultivada a nivel mundial, usada como árbol de forraje bajo condiciones edafoclimáticas de los trópicos de América Latina y el Caribe, que requiere del conocimiento entre productores y técnicos de la forma de cultivo, para lograr los requerimientos agronómicos de esta planta en los sistemas agrícolas de la región.
Desde el punto de vista de la gran plasticidad ecológica, la moringa es capaz de adaptarse a los más diversas condiciones edafoclimáticas. Su valor nutricional y alto rendimiento de biomasa hace de esta un importante recurso fitogenético en los sistemas de producción que pueden usarla como fuente alimentaria para diversas categorías de animales (Pérez et al., 2010; Nouman et al., 2014). Sin embargo, pocos estudios se han realizado acerca de su valor nutricional en América Latina.

Teniendo en cuenta la importancia de este cultivo, se realizó el siguiente trabajo con el objetivo: Realizar un diagnóstico del estado actual de la Cooperativa de Créditos y Servicios “Clemente Ramos Guerra”,  con énfasis en el cultivo de la moringa.
Objetivos específicos:

  • Evaluar el estado actual de la producción de alimentos en el agroecosistema.
  • Realizar un estudio de las potenciales características de la moringa como fuente de alimento animal.

Materiales y métodos
El trabajo se realizó en la CCS “Clemente Ramos Guerra”, en la localidad de Bayamo, Granma. Para la realización del diagnóstico se tuvo en cuenta los siguientes aspectos: Recursos humanos (Inventario de persona, Diagnóstico de la satisfacción laboral de los trabajadores, Recursos capital, Recursos naturales, Recursos de producción. Componente pecuario, así como la valoración del impacto negativo de las actividades realizadas por el hombre al ambiente.

Resultados y discusión
La entidad tiene como misión, abastecer la demanda producida por la población en la producción de carne de cerdo y hortalizas.

Recursos humanos
La finca objeto de estudio cuenta con un total de 3 trabajadores de ellos 1 mujer y 2 hombres. Según su categoría ocupacional están representados por 3 campesinos. En el nivel de escolaridad oscila entre el nivel secundario (dos) y nivel primario (1). La edad oscila entre 30 y 75 años con un promedio de más de 20 años de experiencia laboral.
Recurso capital: Aprovechamiento de las tierras en la entidad.
Se cuenta con un fondo de tierra total de 6.0 ha, de ellas 5.0 ha están dedicadas a la producción agrícola distribuidas de la siguiente forma. Dentro de las áreas cultivadas se encuentran cultivos como lechuga (Lactuca sativa), boniato (Ipomoea batatas), maíz (Zea mays) y tomate (Solanum lycopersicum), como se muestra en la tabla 1.

Tabla 1. Composición de las áreas de la entidad.

Las áreas no agrícolas (1 ha) están dedicadas a viviendas, jardines y viales. En tanto, las áreas agrícolas no cultivadas (3 ha) representan el 50% y tienen la siguiente distribución con énfasis en la producción de alimento animal, entre las que destacan las áreas con pasto natural los cuales se ven afectados durante el período de seca.
Al determinar el aprovechamiento de la tierra en la entidad, se obtuvo que el 83.3 % de la superficie total es área agrícola (5 ha), pero solo el 33,0% está dedicada a la producción agrícola cultivada (2 ha), y el 67,0% a la producción agrícola no cultivada con la producción de alimento (3 ha). Las áreas no agrícolas representan el 17,0% constituida en lo fundamental por el batey de la casa.
Durante el desarrollo del trabajo el área no estuvo afectada por un intenso periodo de seca, y las temperaturas no fueron muy altas, favorecido por las precipitaciones. Al no disponer de las condiciones para medir las variables climáticas se utilizaron los valores medios obtenidos en la estación climatológica de Jucarito.
Se observó un favorable desarrollo de los cultivos debido a las precipitaciones, lo que permitió disponer de alimentos para animales y humanos. Esto demuestra la estrecha relación suelo – planta – animal. Al ocurrir un incremento en las precipitaciones disminuyen ligeramente las temperaturas y las plantas pueden obtener los nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo, y en consecuencia aumenta el potencial productivo de los cultivos.
El suelo presenta buena fertilidad, no se observó presencia de síntomas de erosión. El análisis microbiológico del suelo, se realizó tomando una muestra húmeda equivalente a 10 gramos de suelo húmedo, lo que permitió conocer la cantidad de hongos, actinomicteos y bacterias presentes en el mismo, como se muestra en la tabla 2.

Tabla 2. Análisis microbiológico del suelo.
Como se pudo observar en la tabla 2, la población bacteriana y fungosa es superior de los actinomicetos. Considerando además que el número de microorganismos no es elevado, pero mantienen una proporción adecuada Este comportamiento puede estar dado a que las bacterias y los hongos se consideran los principales descomponedores de la materia orgánica y los actinomicetos se encargan de la materia orgánica intermedia estable. Puede incluirse, además, que en el suelo existe un elevado contenido de materia orgánica y retención de la humedad y existencia de la compactación debido a la fuerza animal.
Cassainoviich (2001) destaca que el contenido de materia orgánica de los suelos proporciona fuente de alimentos para su población microbiana, mayor retención de humedad y aumenta su estructura.
Según Novo (2005) el suelo en su fase biológica se encuentra en una estrecha interrelación, las fuentes de alimentos y de energía que posee el suelo influyen poderosamente en la microflora microbiana tanto cualitativamente como cuantitativamente.
Se realizó un control de la población animal disponible en la entidad la cual se muestra en la Tabla 3.  

Tabla 3: Distribución de la población animal.

Entre las principales especies de animales de la entidad se encuentran los porcinos, los cuales están clasificados en diferentes categorías zootécnicas (Figura 1) entre los que destacan los cerdos de ceba para la producción de carne y las paridas para la producción de crías.

Figura 1. Categorías zootécnicas especie porcina
El ganado porcino es alimentado en horas de la mañana, al mediodía y en la noche dependiendo la cantidad según la clasificación del ganado. Se aplican dos baños diarios, uno en la mañana y otro en la tarde, para mantener la limpieza del animal y su ambiente.

En la entidad se emplea el método de reproducción monta natural, aumentando el número de individuos y garantiza el reemplazo de los cerdos más viejos. Para la detección del celo en las reproductoras se emplea un verraco, la prueba de presión en el lomo, la cerda presenta engrandecimiento de la vulva, orejas erguidas hacia arriba, emite gruñidos de larga duración.
Se realizó un inventario de los cultivos destinados a la alimentación animal, existentes durante la realización del trabajo, como se muestra en la tabla 4.

Tabla 4. Cultivos destinados a la alimentación animal.

En la entidad se cuenta con un sistema de producción adecuado para garantizar la producción de carne. Los suelos dedicados a la producción de especies forrajeras y pastos son atendidos para en la conservación de los suelos, lo que garantiza su uso con la máxima calidad y protección. Los animales se alimentan de forma correcta y sus crías son bien atendidas, con una adecuada dieta en dependencia de los requerimientos nutricionales. En el caso de esta entidad, la disponibilidad de alimento para los animales es vital teniendo en cuenta que su objetivo es la producción de carne.   La mayor afectación que ocurre al medio ambiente en esta entidad, es al agua, ya que ocurre un alto consumo de este recurso, a la hora de satisfacer las necesidades del ganado, como el baño y las limpieza de los corrales, y su consumo, lo que puede agotar este recurso. También ocurre una contaminación del agua superficial y subterránea al no contener un buen drenaje, y el agua sucia corre por el terreno contaminando este, lo que contribuye a un gran impacto negativo para el medio ambiente.
El cultivo Moringa (Moringa oleífera), está establecido desde el año 2017, con un marco  de plantación en campo de 1,5 x 1,8 m, se le aplicó  materia orgánica de estiércol vacuno, con el objetivo de aportar los nutrientes requeridos para un mejor desarrollo del cultivo, de manera general es una planta resistente a plagas y enfermedades, no obstante, es afectada por: En Cuba, Atta insularis Guerin  (Hymenoptera: Formicidae) es uno de los organismos que afectan la supervivencia de las plántulas de M. oleífera. Este insecto defolia las hojas de plantas jóvenes, y lo transporta a sus madrigueras como sustrato para producir el hongo a partir del cual se alimentan. Los afídos (Aphis spp.) (Hemiptera: Aphididae) son observados ocasionalmente en plantas jóvenes de moringa producidas en condiciones de Organopónico (Valenciaga et al., 2012).

Conclusiones

  1. En la entidad existe una alta eficiencia de aprovechamiento del fondo de tierra (83.3%).
  2. La entidad dispone de los alimentos necesarios para satisfacer sus necesidades y contribuir a la alimentación de los animales disponibles.

Bibliografía

  1. Cussianovich, P. (2001). Una aproximación a la Agricultura Orgánica. Revisado el 10 de marzo del 2012 de http://www.agroinfo.com.
  2. Hernández, 2008 La carne de conejo como alimento funcional. Instituto de Ciencia y Tecnología Animal. Universidad Politécnica de Valencia. Valencia 46022.
  3. Nouman, W.; Basra, S. M. A. ; Siddiqui, M. T. ; Yasmee, A. ; Gull, T. ; Cervantes Alcayde, M. A., 2014. Potential of Moringa oleifera as livestock fodder crop: a review. Turk. J. Agric. For., 38 (1): 1-14
  4. Padilla, C. y otros (2017) Efecto de la altura de corte en indicadores de la producción de forraje de Moringa oleífera cv. Plain. Revista Cubana de Ciencia Agrícola, 48(4):405-409.
  5. Pérez, A., N. Sánchez, N. Amerangal, y F. Reyes. 2010 Características y potencialidades de Moringa oleífera Lamark. Una alternativa para la alimentación animal Pastos y Forrajes 33(4):1-16.
  6. Valenciaga, Daiky, La O, O., Chongo, Bertha y Oramas, A. (2012). Efecto del tiempo de reposo en la degradabilidad ruminal in situ del complejo lignocelulósico y la producción de gas in vitro del clon Cuba CT-115 (Pennisetum purpureum). Revista Cubana de Ciencia Agrícola, 40 (1): 71.