keyboard_arrow_up
febrero 2020

El muermo, una enfermedad infecciosa que afecta a los equinos y de la que Uruguay está libre.

En los últimos días, Uruguay rechazó el ingreso de caballos desde Brasil porque uno de ellos dio positivo a la enfermedad.

El Ministerio de Ganadería negó el ingreso de siete caballos brasileños a nuestro país porque uno de ellos dio positivo a la enfermedad conocida como muermo, que puede ser trasmitida a los humanos.

Uruguay está libre de esta enfermedad gracias a los controles que se realizan en la frontera, pero desde hace cuatro años resurgió en Brasil.

“Queremos dejar bien claro que el Uruguay se encuentra libre de la enfermedad. Nunca ha sido diagnosticada su presencia en el país. Por eso son algunas de las medidas que hemos venido tomando desde hace aproximadamente cuatro años, cuando se produjo remergencia del muermo equino en Brasil, sobre todo en la frontera de nuestro país, en el estado de Río Grande do Sul. Queremos transmitir a la población la tranquilidad de que Dirección General de Servicios Ganaderos estuvo siempre presente  trabajando en medidas de mitigación de riesgo y medidas de fortalecimiento de servicios ganaderos para la detención prematura de muermo en caso de su introducción y su pronta resolución en ese sentido”, explicó José Galero, de servicios ganaderos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

¿Qué es el muermo?

Es una enfermedad infecciosa con alto índice de mortalidad. Afecta a los equinos (caballos, asnos y mulas), a otras especies de animales y los humanos.

La enfermedad puede ser trasmitida por el animal al humano. Pero el contagio no se da fácilmente, por eso la mayoría de quienes la padecen son quienes manipulan la bacteria para estudiarla. Es decir, suele afectar a veterinarios, a personal de laboratorios y personas cercanas al caballo que la posee.

La probabilidad de contagio es baja, pero el porcentaje de mortalidad es alto.

“El muermo tiene tres presentaciones: nasal, pulmonar y cutánea. Pueden aparecer por lesiones en piel, parecida a una úlcera con secreciones, secresiones nasales o en boca, o manifestaciones pulmonares, propia de una neumonía bateriana. En el humano si la enfermedad no se diagnostica a tiempo y no se trata debidamente, tiene una alta mortalidad. Si se diagnostica a tiempo y se trata debidamente, el caso se puede resolver favorablemente. No es una enfermedad de fácil transmisión o que fácilmente adquieran los humanos. Queremos transmitir tranquilidad a la población. No es una enfermedad, como puede ser  cualquier otra zoonosis, que se transmita fácilmente al hombre. De hecho, hoy día los pocos casos que se registran en humanos corresponden a personas que manipulan la bacteria en condiciones de laboratorio”, explicó Galero.

Los caballos que fueron rechazados pertenecían a un haras de San Pablo. Ahora esperan en la zona cuarentenaria del Ministerio de Ganadería. El encargado de servicios ganaderos dio algunos detalles más:  “Un animal sin síntomas y sin vínculo epidemiológico resultó positivo. Por lo tanto, paramos el proceso de importación, los caballos quedaron aislados, se tomaron las medidas de protección personal con los encargados de atender los animales y los veterinarios que entraron a ver a los animales. Se tomaron medidas de seguridad biológica con la cama y se puso una única fuente de alimentación y se comenzaron los trámites con las autoridades de Brasil, que tuvimos muy buena receptividad desde un principio, para el regreso de los animales”.
Fuente:
https://www.teledoce.com/telemundo/nacionales/el-muermo-una-enfermedad-infecciosa-que-afecta-a-los-equinos-y-de-la-que-uruguay-esta-libre/