keyboard_arrow_up
septiembre 2021

Alimentación diferencial o creep feeding al pie de la madre en corderos Pampinta.

Vet. Arg. – Vol.  XXXVIII – Nº 401 – Septiembre 2021.
1Stazionati, M.F., Keilty, H., y Real Ortellado, M.

Resumen
El objetivo del siguiente trabajo fue evaluar el efecto de la alimentación diferencial de corderos únicos y mellizos al pie de sus madres en base a pequeñas cantidades de concentrado proteico, sobre un verdeo de Triticum aestivum. Se utilizaron 22 ovejas con 26 corderos como testigo sin alimentación diferencial en el mismo verdeo y 22 ovejas con 29 corderos pastoreando con acceso al alimento proteico. Hubo diferencias significativas en la ganancia diaria de peso (gdp) entre los tratamientos. El tipo de parto no afectó el peso vivo, si el tipo de parto y la suplementación tuvieron efectos significativos.

Palabras clave: alimentación diferencial, ovinos.

Differential feeding or creep feeding in suckling Pampinta lambs.
Summary
The objective of the following work was to evaluate the effect of the differential feeding of suckling single lambs and twins based on small amounts of protein concentrate, grazing Triticum aestivum. 22 ewes with 26 lambs were used as a control group without differential feeding in the same greening and 22 ewes with 29 lambs grazing with access to protein feed as the experimental group.  There were significant differences in daily weight gain (gdp) between treatments. The type of birth did not affect live weight, so did the type of birth and supplementation.

Key Word:s differential feeding, suckling lambs
1EEA Anguil «Ing. Agr. Guillermo Covas»
stazionati.micaela@inta.gob.ar

Introducción
El empleo de la alimentación diferencial en corderos durante la etapa de pre destete, es una práctica en estudio sobre todo en razas productoras de carne o carne y lana. Varios autores han demostrado efectos positivos sobre los corderos y ovejas produciendo crías con buen desarrollo y ovejas con rápida recuperación de su condición corporal (Buratovich et al., 2006; Lamarca et al., 2013; Bianchi et al., 2014a, 2015b).

Con la práctica de entregar a los corderos un alimento extra con características adecuadas a sus requerimientos, se intenta aprovechar el periodo de alta eficiencia de conversión, en una etapa donde los requerimientos nutricionales del cordero aumentan mientras que la producción de leche decrece (Duarte Vera y Pelcastre Ortega, 2000; Banchero et al., 2006). La alternativa de la alimentación diferencial del cordero al pie de su madre, agregando pequeñas cantidades de suplemento, es de las más económicas y se han reportado resultados positivos con su implementación sobre campo natural (Lamarca et al., 2013; Bianchi et al., 2014a) o alfalfa (Bianchi et al., 2014 b) en verano. Adicionalmente sería una de las tecnologías más fáciles de adoptar e independiente del tipo de suelo y/o idiosincrasia del productor, habida cuenta de su falta de receptividad o posibilidad de usar mejoramientos forrajeros con ovinos en su sistema.

En La Pampa, los ovinos productores de leche criados a pasto, tienen sus partos a fines de invierno e inicio de primavera. Esta época del año, las pasturas tanto anuales como perennes están en una etapa temprana de crecimiento o rebrote inicial lo cual aportan un bajo volumen de producción de pasto (Kent, 2019).

Foto 1.

En este contexto, el objetivo del presente trabajo es conocer en la raza Pampinta, el efecto de la alimentación diferencial de corderos únicos y dobles al pie de sus madres en base a suplementar pequeñas cantidades de concentrado proteico, pastoreando Triticum aestivum; L. sobre su crecimiento primaveral.

Materiales y métodos
Se utilizaron 44 madres con  partos simples (35) y dobles (10). Las mismas fueron encarneradas desde el 4 de marzo hasta el 20 de abril, naciendo los corderos del 28 de julio al 13 de septiembre. Las madres fueron elegidas al azar para asignar a los dos tratamientos, teniendo en cuenta la fecha de nacimiento:

  • 22 Ovejas con 26 corderos pastoreando (testigo)
  • 22 Ovejas con 29 corderos pastoreando con acceso a suplemento proteico

Los tratamientos comenzaron el día 18 de agosto del corriente año y se prolongaron por 60 días. La edad promedio de los corderos al inicio fue de 15 días.

El área experimental fue de 34 has de Triticum aestivum; L., las cuales fueron divididas en 2 parcelas, una asignada para los testigos y la otra para el tratamiento. Las bateas para la ración se colocaron hacia el centro de la parcela, en un lugar seco, los animales tuvieron disponibilidad permanente de agua de buena calidad. Para el armado de la estructura del creep feeding, se utilizaron paneles móviles en los laterales para impedir el ingreso de las madres y en el frente otro panel móvil modificado para el correcto ingreso de los corderos (foto 1).

Todos los animales pasaron por un periodo de adaptación de 15 días previo al inicio del experimento. En este periodo se permitió a las madres que ingresen al corral con las bateas, para que de esta manera los corderos se familiarizaran con el alimento y aprendieran de ellas a consumirlo.

El tipo de suplemento que se utilizó fue un alimento proteico de 17,93 % de PB de la empresa Vitabull, peleteado, con 2976 kcal de energía metabolizable. Se tuvo en cuenta como criterio el  rechazo en el comedero del concentrado para el aumento de la ración. Se comenzó la adaptación con un 0,8% del peso vivo ofrecido diariamente durante 7 días (pero al ingresar con las madres no supimos con exactitud el consumo). En la segunda semana de adaptación se les ofreció per cápita 148 g/d y así se fue aumentando gradualmente.

Las variables que se midieron fueron evolución del peso de los corderos (en los tratamientos) cada 14 días durante el periodo de suplementación y del consumo del alimento. En la pastura se evaluó la producción de forraje en tres periodos, inicio: 808,5 kg MS/ha; mitad: 2136 kg MS/ha y fin: 1174,5 kg MS/ha.

Resultados
En el cuadro 1 se aprecia la evolución del peso vivo de los corderos durante los 60 días de tratamiento.

Hubo diferencias significativas en el pesaje 2, 3, 4 y 5 (15; 30; 45 y 60 días desde el comienzo del ensayo respectivamente).

El tipo de parto no afectó el cambio del peso vivo de los corderos. El tipo de parto y la suplementación sí afectaron el peso vivo de los corderos  durante el experimento (p>0,05) en aquellos con partos dobles en los peso 2,4 y 5 y los partos simples en los pesos 3, 4 Y 5. (Cuadro 2).

Cuadro 2. Pesos vivo durante el periodo experimental según  tipo de parto (TP) simple (s) o doble (D) y suplementado.

En los gráficos 1 y 2 se observa la evolución del crecimiento de los corderos suplementados como no suplementados y de partos simples y dobles.

Gráfico 1. Evolución del crecimiento de los corderos.

Gráfico 2.  Evolución de los pesos de los corderos según tipo de parto doble o simple y si fueron o no suplementados. A (D: partos dobles; S: partos simples).


Discusión y conclusión
Hubo diferencias significativas en la comparación de tratamientos. Sin embargo, ambas categorías de cordero (simples y dobles)  aumentan la ganancia diaria– frente al agregado de suplemento. Estos resultados no son coincidentes con Lamarca et al. (2013) y Bianchi et al. (2014a) quienes sólo registraron respuesta de los corderos mellizos.

La información nacional sobre la temática es escasa, y tampoco hay antecedentes en la raza Pampinta. La ganancia diaria de peso se situó en el rango de 318 grs/d como el valor mínimo y 369 grs/d como el valor máximo. En este ensayo las ovejas madres contaban con buena disponibilidad de forraje, que puede cubrir sus requerimientos, la producción de leche es más elevada y cercana al potencial genético, y por lo tanto la magnitud de la respuesta del cordero al suplemento es menor, y éste consume menos cantidad y más tardíamente. Sin embargo, nunca dejaron de consumir el balanceado proteico y hubo diferencias como mencionamos anteriormente.

Si observamos el tipo de parto, el rango para ganancia diaria de peso fue de 16 grs/d el valor mínimo en corderos no suplementados de parto doble y el valor máximo fue de 45 grs/d en corderos de partos simples suplementados. En el gráfico 2 B se puede ver que en los no suplementados los corderos de parto simple llevaron una gran diferencia de peso con aquellos partos dobles. Esto es porque la mitad de la ganancia diaria de los corderos en ese punto de lactación aún depende de la leche materna, y por lo tanto los corderos mellizos permanecen aún en una relativa “desventaja” frente a sus contemporáneos únicos. El ensayo demostró que es posible disminuir la diferencia de peso entre corderos simples y dobles emparejando el peso al destete, con lo que se podría obtener un beneficio comercial a la hora de comercializar éstos animales, así como también un mayor peso de inicio de la recría de la cordera de reposición, factor fundamental para obtener una buena crianza del futuro vientre.

La eficiencia de conversión fue muy buena comparada con lo reportado por  la bibliografía existente en este tema, siendo de 5,5:1. Esto significa que para lograr un kilo extra de peso en los corderos debemos suministrar 5,5 kg del alimento proteico en promedio.

Si se analizan los resultados que se obtuvieron en los diferentes trabajos sobre el efecto del tipo de parto, éstos son esperables y están directamente relacionados con la curva de lactancia y la oferta forrajera. Entre la 3era y la 4ta semana post-parto, se da el pico de lactación, momento a partir del cual la producción de leche comienza a disminuir (Burris y Baugus, citados por Banchero et al., 2006). Luego de la 4ta semana post parto se observó que los animales suplementados no bajaron de peso sino más bien que aumentaron su gdp, a diferencia de los no suplementados donde la disminución de la producción láctea afectó su gdp.

Banchero et al. (2006), señalan que si bien las pasturas pueden tener menor costo relativo que el concentrado, en sistemas ganaderos semi-extensivos y extensivos, la técnica de creep feeding puede llegar a tener un mayor grado de adopción dada la flexibilidad de implementar esta técnica. Por ejemplo, en situaciones coyunturales donde aparecen deficiencias nutricionales que podrían repercutir en el crecimiento y desarrollo del cordero.

Agradecimientos
La autora reconoce el aporte de Bernardo Lartirigoyen de la empresa Vitabull por el alimento balanceado.

Bibliografía
BANCHERO G., MONTOSSI F., GANZABAL A. 2006. Alimentación estratégica de corderos: La experiencia del INIA en la aplicación de las técnicas de alimentación preferencial de corderos en el Uruguay. Serie Técnica Nº 156, INIA, Uruguay.

BIANCHI G., RIVERO J., ROBAINA F., CARVALHO S. 2014a. Biologic and economic evaluation of creep feeding grazing natural field. En: XLII Jornadas Uruguayas de Buiatría; 5 – 6 de junio; 2014; Paysandú, Uruguay. Paysandú: Jornadas Uruguayas de Buiatría. pp. 268 – 270.

BIANCHI G., RIVERO J., ROBAINA F., CARVALHO S. 2014b. Biologic and economic evaluation of creep feeding grazing lucerne. En: XLII Jornadas Uruguayas de Buiatría; 5 – 6 de junio, 2014; Paysandú, Uruguay. Paysandú: Jornadas Uruguayas de Buiatría. pp. 270 – 272.

BURATOVICH O., VILLA M., CEBALLOS D., RASO M. 2006. Producción de corderos en contraestación. Carpeta Técnica INTA EEA Esquel, Diciembre 2006.

BURRIS M.J., BAUGUS C.A. 1955. Milk consumption and growth of suckling lambs. Journal of Animal Science, 14(1): 186-191.

DUARTE V.F, PELCASTRE O. A. 2000. Efecto de la suplementación predestete a corderos en condiciones tropicales. Livestock Research for Rural Development (12)3.

KENT F. 2019. Forrajeras cultivadas anuales y perennes más difundidas en la provincia de La Pampa. INTA Ediciones. Anguil, La Pampa.

LAMARCA M., GARIBOTTO G., BENTANCUR O., BIANCHI G. 2013. Creep-feeding on native grasses in lambs: effect of litter size and maternal biotype. Abanico Veterinario, 3(2): 22 – 30.