keyboard_arrow_up
octubre 2021

Modelos de Sistemas Silvopastoriles (SSP) y su impacto benéfico en el ambiente.

Vet. Arg. – Vol.  XXXVIII – Nº 402 – Octubre 2021.
Alcíbiades Ojeda Rodríguez1,2  y Carlos Olmo González1.
(Revisión bibliográfica)
Resumen
La ganadería constituye una actividad contaminante al verter materia orgánica, patógenos y residuos farmacológicos a las fuentes de agua y al expandir la producción a zonas no aptas para esta actividad, generando deforestación, degradación, compactación y erosión de los suelos. Pero a la vez es una actividad necesaria que representa un pilar fundamental para la seguridad alimentaria al brindar carne y leche. Muchos autores abogan por los Sistemas Silvopastoriles como opción para mitigar estos efectos negativos, en cambio gran parte de los ganaderos no los aplican por desconocimiento. Es por ello que el objetivo de este trabajo fue “Recopilar información sobre los modelos de Sistemas Silvopastoriles y el impacto benéfico en el Medio Ambiente de su implementación”. Se trabajó la Revisión bibliográfica para identificar, evaluar y sintetizar el contenido de los documentos examinados teniendo en cuenta los seis pasos propuestos por Machi y McEvoy (2012). Se concluyó que la implementación de Sistemas Silvopastoriles (SSP) en la producción ganadera es una alternativa que contribuye a mejorar tanto el bienestar animal como el de las personas por los beneficios que aporta. Es una estrategia que puede reducir los impactos negativos que genera el cambio climático a nivel mundial contribuyendo a la restauración del medio ambiente.
Palabras clave: Sistemas Silvopastoriles, ganadería, cambio climático, medio ambiente.

Silvopastoral System Models and their beneficial impact on the Environment.
Summary
Livestock constitutes a polluting activity when pouring organic matter, pathogens and pharmacological residuals to the sources of water and when expanding the production to non-capable areas for this activity, generating deforestation, degradation, compaction and erosion of the floors. But at the same time it is a necessary activity that represents a fundamental pillar for the alimentary security when offering meat and milk. Many authors plead for the Silvopastoral Systems like option to mitigate these negative effects; on the other hand the cattlemen’s great part doesn’t apply them for ignorance. It is for it that the objective of this work was «to gather information on the models of Silvopastoral Systems and the beneficent impact in the Environment of its implementation». One worked the bibliographical Revision to identify, to evaluate and to synthesize the content of the examined documents keeping in mind the six steps proposed by Machi and McEvoy (2012). It is concluded that the implementation of Systems Silvopastoriles (SSP) in the cattle production is an alternative that contributes to improve as much animal well-being as that of people for the benefits that contributes. It is a strategy that can reduce the negative impacts that it generates the climatic change at world level contributing to the restoration of the environment.
Keywords: Silvopastoral Systems, livestock, climatic change, environment.
1 Universidad de Granma, Cuba.
2 E-mail: aojedar@udg.co.cu   

Introducción
A pesar de que el cambio climático es un desafío a largo plazo, requiere una acción urgente debido a que se están transformando los ecosistemas de la tierra, lo cual ocasiona cambios radicales en el medio ambiente y en el modo de vida de los seres humanos, en especial de aquellos cuya actividad económica depende directamente de la producción agropecuaria, la cual se ve amenazada por el incremento en las temperaturas, cambio en los patrones de lluvia y mayor concurrencia de eventos climáticos extremos como sequías e inundaciones, que comprometen la seguridad alimentaria mundial, el desarrollo sostenible y el bienestar de las futuras generaciones (Graziano, 2015).

La ganadería representa un pilar fundamental para la seguridad alimentaria porque brinda carne y leche, que son importantes para el adecuado desarrollo de las personas, teniendo en cuenta que aportan valiosos nutrientes, por lo cual es indispensable propiciar su desarrollo, de manera sustentable, rentable y que no afecte negativamente el ambiente (Arciniegas-Torres et al., 2018).

Esta actividad, provee aproximadamente el 30 % de la proteína para consumo humano en el mundo y contribuye al bienestar de 1 300 millones de personas, pero al mismo tiempo, impacta negativamente en todas las esferas del medioambiente: aire, suelo, agua y biodiversidad; influyendo en el Cambio Climático (CC). La ganadería se constituye en una actividad contaminante al verter materia orgánica, patógenos y residuos farmacológicos a las fuentes de agua y al expandir la producción a zonas no aptas para esta actividad, generando deforestación, degradación, compactación y erosión de los suelos (Patiño et al., 2017).

La variabilidad en el clima y el cambio climático son retos para la producción ganadera. Los Sistemas Silvopastoriles (SS) pueden reducir el impacto del cambio climático causado por la propia ganadería. Por lo antes planteado este trabajo tiene como objetivo “Recopilar información sobre los modelos de Sistemas Silvopastoriles y el impacto benéfico en el Medio Ambiente de su implementación”.

Materiales y métodos
Para la realización de la presente investigación primeramente se realizó una búsqueda rigurosa del tema en las principales bases de datos más reconocidas y de mayor impacto (Scopus, Science Direct, SciELO, Redalyc) haciendo énfasis en los artículos publicados en los últimos años. Las búsquedas se realizaron adicionando términos exactos tal como: Modelos de Sistemas Silvopastoriles, Beneficios de los SSP al medio Ambiente, agroforestería, cambio climático y la ganadería. Luego se trabajó la Revisión bibliográfica para identificar, evaluar y sintetizar el contenido de los documentos examinados. Se tuvieron en cuenta los seis pasos propuestos por Machi y McEvoy (2012).

Desarrollo
La diferencia de los Sistemas Silvopastoriles (SSP) con el sistema tradicional, es que antes se pensaba que tener una sola variedad de pasto establecido era suficiente para la alimentación animal (Figura 1). A eso se le llama monocultivo. Hoy en día se entiende, que los animales usualmente necesitan una dieta más elevada, la cual puede obtenerse con una diversidad de forrajes. Pero un factor decisivo fue el reconocimiento de que el pasto monocultivo tiende a ser muy afectado por la sequía disminuyendo la calidad de su forraje y la producción de materia seca, lo que afecta la productividad animal y que puede llevar a degradación de los suelos (PRESAAC, 2016).

Figura 1. Animales pastando en sistema de monocultivo (pasto natural).

En contra posición con los monocultivos los Sistemas Silvopastoriles (SSP) evidencia mayor estabilidad en la producción y disponibilidad de forraje y nutrientes durante todo el año, mejora en la biodiversidad y alta contribución en la sostenibilidad de los ecosistemas. Por otro lado, la mayoría de las plantas empleadas en estos sistemas han mostrado valores nutricionales superiores a los de las gramíneas comúnmente utilizadas para el pastoreo, por lo que es posible obtener mayores niveles de producción en los sistemas ganaderos (Murgueitio et al., 2015).

Tipos de Sistemas Silvopastoriles (SSP):
1- Árboles en potreros.

*Cercas vivas.
Se fundamenta en la siembra de plantas en los límites entre terrenos que sirven a la vez para sostener el alambre de la cerca he incluso para la alimentación de los animales en dependencia de sus propiedades nutricionales. Se pueden intercalar distintas especies (frutales o maderables) de plantas (cerca viva multiestrato). Ej: Gliricidia sepium y Almácigo (Bursera simaruba) (Figura 2).

Figura 2. Cerca viva de Gliricidia sepium.

*Las cortinas rompevientos.
Como su nombre lo indica realizan la función de proteger de las ráfagas de viento tanto a los animales como a los cultivos. Y no son más que una variante de las cercas vivas que antes se comentaron (Figura 3). Las especies de árboles se teniendo en cuenta el clima (frio o cálido) de la zona de interés (Jiménez y Marinidou Eleni, 2010).

Figura 3. Barrera rompevientos de Teca (Tectona grandis).

*Árboles dispersos.
Consiste en dejar crecer o sembrar árboles y/o arbustos dispersos por todo el potrero. Ej: Samanea saman, guácimo, palma. Los árboles dispersos en potreros constituyen el tipo de arreglo de menor inversión financiera, ofrecen sombra y alimento para los animales, generan ingresos por la venta de madera o frutas, brindan recursos, hábitat y refugio para la fauna silvestre y ayudan a conservar los suelos (Murgueitio et al., 2009). (Figura 4).

*Zona boscosa en la finca.
Se deja en la finca una zona boscosa que incluya algún rio cercano, esto la convierte en una verdadera reserva de alimentos entre otros beneficios que se comentarán más adelante de modo general que nos permiten los SSP. (Figura 5).

Figura 4. Animales sombreando bajo un árbol en el potrero

Figura 5. Animales pastando en zona boscosa.

2- Banco de proteína.
Es un sistema de cultivo en el cual las leñosas perennes o las forrajeras herbáceas crecen en bloque compacto y con la alta densidad, para maximizar la producción de fitomasa de calidad nutritiva. Si la forrajera sembrada tiene más de 15 % de proteína cruda, el bloque será un banco de proteína. Si presenta altos niveles de energía digerible (> 70 % de digestibilidad), será un banco energético-proteico (Toruño et al., 2015). Ej: Moringa, Morera, Tithonia diversifolia. (Figura 6).

Figura 6. Banco de proteína de Tithonia y Moringa respectivamente para corte y acarreo

3- Pastos, arbustos y árboles para alimentar ganado.
Con este sistema se garantiza una mayor variedad de nutrientes en la dieta de los animales debido a que no consumen un solo tipo de alimento. También ocurre una simbiosis positiva entre esta vegetación la cual beneficia a la fauna que está en estrecha relación con esta. (Figura 7).

Figura 7. Bovino alimentándose entre pastos, arbustos y árboles.

4- Pasto entre frutales o árboles maderables.
*Agricultura intensiva y ganadería.
En este método de silvopastoreo a parte del aporte económico por la comercialización de las frutas también hay un aumento en la disponibilidad de alimentos para la población. Ej: Tamarindo, cajuil, zapote, jagua, mamón, caimito, pan de fruta, buen pan, carambola, limoncillo, guanábana, níspero. (Figura 8).

Figura 8. Ovinos pastando en frutales (naranjal a la izquierda y cocal a la derecha).

*Agroforestería y ganadería.
En los sistemas agroforestales existen interacciones tanto ecológicas como económicas, esto se traduce en producciones sostenibles en la misma unidad de terreno (CIAT, 2017). Ej: Cedro, Pino, Acacia (Acacia mangium) y otras especies de rápido crecimiento. (Figura 9).

Los sistemas agroforestales, y en especial los silvopastoriles, son una aproximación al uso integral de la tierra en la cual se conservan los recursos genéticos vegetales y animales. Su importancia estratégica para contribuir a la conservación sostenible del uso de la tierra, se traduce a la reconversión de la ganadería hacia sistemas pecuarios eco-amigables, con el fin de obtener beneficios de las interacciones ecológicas y económicas resultantes (Cubillos et al., 2016).

Figura 9. Ganado pastando entre pinos.

Ventajas de la implementación de los Sistemas Silvopastoriles (SSP) en la ganadería y el efecto benéfico que tienen para el Medio Ambiente.
La barrera rompe vientos son una hilera de árboles sobre las gramíneas. Evitan la erosión eólica, además, pueden regular el balance térmico de los bovinos que se producen en los entornos SSP. La temperatura ambiental es inferior a la del animal, el forraje consumido es transformado más eficiente en biomasa animal, al tiempo de poder utilizar la energía producida, como compensación térmica (Murgueitio et al., 2016).

Según Murgueitio et al. (2014), la presencia de árboles en altas densidades en los potreros produce sombra donde los animales se protegen de los rayos solares directos que ayuda a enfriar las vacas, reduce las altas temperaturas, mejora la productividad y calidad de los forrajes, mantiene la humedad de los suelos, reduce la estacionalidad de la producción de carne y leche, y favorece la producción y reproducción de los bovinos. También plantea que en un SSPi se puede producir entre 12 y 4,5 veces más carne bovina que en el pastoreo extensivo y que en las pasturas de pastos mejorados sin árboles, respectivamente.

López et al. (2017), afirman que tiene ventajas la transformación de los actuales sistemas de pastos degradados y los cultivos de gramíneas mejoradas en SSP, esto tiene un impacto positivo en la producción y la calidad de los forrajes y, por consiguiente, en el balance nutricional de la dieta que consumen los animales. A su vez, ello permite incrementar la carga animal por área y el rendimiento en carne y leche por hectárea, e incluso mejorar la calidad con un menor costo ambiental. También propician el aumento de la biota edáfica y de la fauna asociada, que, junto con otros factores beneficiosos del sistema, contribuyen al control de las enfermedades parasitarias en los rebaños.

La sombra parcial sobre el pasto puede tener muchos otros beneficios. Evita que se evapore rápido el agua de la lluvia que moja la tierra. Por otro lado, las raíces de los árboles ayudan a mantener el agua en el suelo por más tiempo. En este sentido se ha evidenciado en muchas fincas que el pasto que está alrededor de los árboles de leguminosas es el último que se seca si hay una sequía prolongada. Un sistema silvopastoril combinado con rotación de potreros, puede reducir el efecto de una sequía durante 3 a 6 semanas. Esto le da una ventaja al productor para planificar la alimentación de su ganado (PRESAAC, 2016).

Tal vez uno de los atributos que llaman más la atención de los SSPi es que incrementan la productividad ganadera a través de la oferta de biomasa forrajera que a su vez incrementa la carga animal y la producción de carne y/o leche, pero además se convierte en sumidero de CO2 al mismo tiempo que reduce las emisiones de metano (CH4) por unidad de producto, de tal manera que el balance de Gases de Efecto Invernadero (GEI) es positivo (Murgueitio et al., 2014).

Se ha acusado a la ganadería de aportar con el calentamiento global debido a que en los eructos de las vacas sale metano, debido a que este gas va a la atmósfera y pueden provocar calentamiento global. Los arbustos de porte medio y árboles de porte alto toman carbono del aire y lo utilizan para el crecimiento de su tronco, hojas y raíces. A esto se le llama captura de carbono (PRESAAC, 2016).

En este sentido se plantea que la implementación de programas estratégicos de alimentación para los bovinos, donde haya presencia de diferentes estratos vegetales, podrían reducir de una manera holística la producción de GEI provenientes de la deforestación y la emisión de CH4 al mejorar las características fermentativas a nivel ruminal; pues, se ha observado que con la adaptación de estrategias de alimentación que incluyen el consumo de forraje de buen valor nutritivo, incluidas las leguminosas, que contengan taninos condensados, se disminuye hasta en un 15 % las emisiones de CH4, cuando se comparan con las emisiones de animales alimentados con un forraje de baja digestibilidad (Montagnini et al., 2015).

Ingreso económico agregado si se utilizan árboles maderables, pueden asociarse con pasturas que permitan que el ganado coma debajo de estos. A los pocos años se podrá hacer podas a estos árboles y vender la madera. Similar beneficios que con los arboles maderables se obtiene con la utilización de árboles frutales para este fin, al comercializar la producción de las frutas. Los SSPi conservan la fauna benéfica para los ecosistemas en los cuales son implementados (Montoya et al., 2016).

Para Braun et al. (2016), los impactos sociales de los SSP proporcionan de 20 a 80 empleos directos de tiempo completo por cada 1 000 hectáreas. Además, del aprovechamiento del  sector forestal, el cual puede ser aprovechado como insumo interno o en la industria de productos madereros con gran potencial para generar más empleo. Y adquisición de conocimientos técnicos sobre los diferentes tipos de SSP.

En sentido general Buitrago et al. (2018), concluyen que los SSP son una alternativa holística de producción bovina sostenible que contribuyen a la conservación de los recursos naturales, recuperación de los suelos degradados y el mejoramiento de la productividad animal, para enfrentar y mitigar los efectos del CC; puesto que, favorecen los procesos naturales como el reciclaje de nutrientes, la fertilidad de los suelos, el secuestro de carbono y la disminución en las emisiones de GEI soportados en principios agroecológicos que resultan fundamentales al incrementar la contribución alimentaria, económica y social del sector, propendiendo por el equilibrio entre el desarrollo económico y social, siempre protegiendo el medio ambiente.

Por otra parte Russo (2015), en su investigación como consideración final menciona que se podría interpretar que los SSP son una construcción sociocultural e histórica, debido a que, existe un complejo de determinaciones y particularidades económicas, sociales, jurídico-políticas y culturales, las cuales les han conferido rasgos propios. Por todo lo anterior, una de las alternativas que se ha planteado para mitigar el impacto ambiental son los SSP, los cuales son vistos como una solución factible para la ganadería bovina con enfoque de sostenibilidad (Murgueitio et al., 2017).

Conclusión
La implementación de sistemas silvopastoriles en la producción ganadera es una alternativa que contribuye a mejorar tanto el bienestar animal como el de las personas por los beneficios que aporta. Es una estrategia que puede reducir los impactos negativos que genera el cambio climático a nivel mundial contribuyendo a la restauración del medio ambiente. Se recomienda su aplicación en todos los sistemas ganaderos.

Biografía
ARCINIEGAS-TORRES, S.P., y FLÓREZ-DELGADO, D.F. (2018). Estudio de los sistemas silvopastoriles como alternativa para el manejo sostenible de la ganadería. Ciencia y Agricultura. 15(2): 107-116.

BRAUN, A., VAN, S., Y GRULKE, M. (2016). Up scaling Silvopastoral Systems in South America. IIC, IDB. Ed. Solymosi, K. Inter-American Development Bank. pp. 42.

BUITRAGO, M. EUGENIA G., OSPINA, D.L.A., y NARVÁEZ, S.W. (2018). Sistemas silvopastoriles: alternativa en la mitigación y adaptación de la producción bovina al cambio climático. bol.cient.mus.hist.nat. 22 (1), enero-junio, 2018. 31-42. ISSN: 0123-3068 (Impreso) ISSN: 2462-8190.

CIAT. (2017). Silvopastoral systems – an option for sustainable livestock in post-conflict Colombia. CIAT IN REVIEW 2016-2017. 2-4.

CUBILLOS, A., VALLEJO, V., ARBELI Z., TERAN, W., DICK, R., MOLINA, C., MOLINA, E., ROLDAN, F. (2016). Effect of the conversion of conventional pasture to intensive silvopastoral systems on edaphic bacterial and ammonia oxidizer communities in Colombia. European Journal of Soil Biology, 72, 42-50.

GRAZIANO DA SILVA, J. (2015). El trabajo de la FAO sobre el cambio climático. Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. 32 p. FAO, París. https://www.fao.org/3/a-i5165s.pdf.

JIMÉNEZ, F.G. y MARINIDOU ELENI. (2010). Paquete tecnológico Sistemas silvopastoriles. Uso de árboles en potreros de Chiapas. Primera Edición, 2010. ISBN: 978-607-7637-25-7, pp. 21-22.

LÓPEZ, V.O., SÁNCHEZ TANIA, S., IGLESIAS G.J.M., LAMELA L.L., SOCA MILDREY, P., ARECE G.J., y MILERA MILAGROS DE LA CARIDAD,  R. (2017). Los sistemas silvopastoriles como alternativa para la producción animal sostenible en el contexto actual de la ganadería tropical. Pastos y Forrajes, Vol. 40, No. 2, abril-junio, 83-95.

MACHI, L., y MCEVOY, B. (2012). The Literature Review. Six Steps to Success. Corwin

MONTAGNINI, F. (2015). Función de los sistemas agroforestales en la adaptación y mitigación del cambio climático. Sistemas Agroforestales. Funciones Productiva, Socioeconómica y Ambiental. CATIE, Turrialba, Costa Rica. Editorial CIPAV, Cali, Colombia. pp.; 269-297.

MONTOYA M. C., GIRALDO E. J., MONTOYA L. C., y ESCOBAR, C. (2016). Land sharing vs. land sparing in the dry Caribbean lowlands: A dung beetles’ perspective. Applied Soil Ecology, 98, 204-212.

MURGUEITIO E., CUARTAS, C., y NARANJO, J. (2009). Ganadería del futuro: Investigación para el desarrollo. Segunda edición. Fundación CIPAV. Cali, Colombia. 490 p.

MURGUEITIO, E., CHARÁ, J., BARAHONA, R., CUARTAS, C. y NARANJO, J. (2014). Los sistemas silvopastoriles intensivos (SSPI), herramienta de mitigación y adaptación al cambio climático. Tropical and Subtropical Agroecosystems,17(3): 501-507.

MURGUEITIO, E., GALINDO, A., LOPERA, J.J., BOTHIA, J.L., SOSSA, C.P., y CHARÁ, J.D. (2017). Reconversión ganadera y sistemas silvopastoriles en sabanas inundables. Resultados de investigación y experiencias de innovación. Editorial CIPAV. 266.

MURGUEITIO, E., URIBE, F., MOLINA, C., MOLINA, E., GALINDO, W., CHARÁ, J., FLORES, M., GIRALDO, C., CUARTAS, C., NARANJO, J., SOLARTE, L., GONZÁLEZ, J. (2016). Establecimiento y manejo de sistemas silvopastoriles intensivos con Leucaena. (Eds.). Editorial CIPAV. Cali, Colombia. 220.

MURGUEITIO, E., XÓCHITL FLORES, M., CALLE, Z., CHARÁ, J., BARAHONA, R., y MOLINA, C.H. (2015). Productividad en sistemas silvopastoriles intensivos en América Latina. Sistemas agroforestales. Funciones productiva, socioeconómica y ambiental. CATIE, Turrialba, Costa Rica. Editorial CIPAV, Cali, Colombia, pp.; 59-101.

PATIÑO, J., RIVERA, B., PATIÑO, M., y VARGAS. J.E. (2017). Interpretaciones y recomendaciones sobre las prácticas profesionales desde el proyecto “Asistencia técnica para el fortalecimiento de la producción lechera en Caldas”. Revista Veterinaria y Zootecnia, 11(2): 34-54.

PRESAAC (Programa de Préstamos al Sector Agropecuario, Agroindustrial y Comercial). (2016). Establecimiento y uso de sistemas silvopastoriles en República Dominicana. Noviembre 2016, Santo Domingo, República Dominicana.

RUSSO, R.O. 2015. Reflexiones sobre los sistemas silvopastoriles. Pastos y Forrajes, Vol. 38, No. 2, abril-junio, 157-161.

TORUÑO, I., MENA, M., y GUHARAY, F. (2015). Establecimiento y manejo de sistemas silvopastoriles. Catholic Relief Services. Nicaragua.