keyboard_arrow_up
noviembre 2021

El Fantasma de las Montañas te necesita.

Según un estudio de TRAFFIC y WWF, cada año los furtivos matan a cientos de leopardos de las nieves. Cada semana son asesinados entre 5 y 8 ejemplares. Bautizado el fantasma de la montaña por su carácter esquivo y solitario, el leopardo de las nieves es uno de los animales más hermosos y enigmáticos del planeta, pero también uno de los más amenazados y perseguidos.Este misterioso felino está en grave peligro por la escasez de presas, los conflictos con ganaderos, el furtivismo, el tráfico de especies y el impacto del cambio climático en las montañas. Las previsiones climáticas indican que para 2070 el felino perderá dos tercios de su hábitat. En las dos últimas décadas ha desaparecido el 20% de su población y, en libertad, tan solo quedan menos de 4.000 ejemplares.EL SEÑOR DE LAS CUMBRES, AMENAZADO Mimetizado con su entorno y una larga cola que utiliza como balancín en sus grandes saltos, vive en laderas y cumbres de las grandes cordilleras del centro de Asia, entre los 900 y 5.500 m de altitud. Son terrenos escarpados, rocosos e inhóspitos de difícil acceso y tránsito, y sin apenas vegetación.El cambio climático está afectando al hogar del leopardo de las nieves, las altas cumbres nevadas asiáticas.

Sobrevive en poblaciones aisladas y fragmentadas en una docena de países asiáticos, siendo más abundante en China, Mongolia e India, y muchos están acorralados en zonas peligrosas inmersas en conflictos bélicos y políticos que dificultan nuestras investigaciones y acciones de conservación sobre el terreno.

Son regiones muy conflictivas que favorecen el despliegue de furtivos, sus mafias y el tráfico ilegal de sus partes más codiciadas: su preciada piel o sus huesos, garras y órganos sexuales de los machos, utilizados en preparados “milagrosos” de la medicina oriental sin ningún poder afrodisíaco ni curativo.

BALAS, TRAMPAS Y VENENO  

Para conseguir su alimento recorre grandes distancias, lo que dificulta su seguimiento. Caza herbívoros silvestres (cabras azules, marjores, íbices, muflones o marmotas) que viven en praderas donde no llegan los pastores y sus rebaños. El conflicto surge cuando estas presas escasean. Hambriento, el felino desciende y coincide con el ganado doméstico, y es perseguido con trampas, cebos envenenados y escopetas.

Equipo de WWF trabajando sobre el terreno para hacer marcaje, seguimiento y proteger al fantasma de las montañas.

NUESTRA PRIORIDAD: EVITAR SU EXTINCIÓN 

En 1970, cuando solo se tenía constancia de su existencia por la venta de sus pieles, fotografiamos por primera vez para la ciencia un leopardo de las nieves en Pakistán.

Desde entonces y gracias al apoyo de nuestras socias y socios, en WWF venimos realizando censos y colocamos collares transmisores con GPS para mejorar el conocimiento de la especie y sus hábitats, como los que pusimos el pasado mes de mayo a dos machos de 6 y 7 años en el Parque Nacional Shey Phoksundo (Nepal).

Pero necesitamos hacer más ya que el 70% de su hábitat no está bien estudiado.

Creamos reservas (nuevos espacios seguros para el felino), formamos a sus guardas y a los técnicos de aduanas que controlan el tráfico de sus partes, y vigilamos los mercados negros que trafican con sus pieles y huesos, y con otras especies en peligro.

Para reducir los conflictos y fomentar la coexistencia indemnizamos a los ganaderos afectados y construimos corrales protegidos, como los 50 que hemos instalado en India y que benefician muchas personas cuyo único sustento es el ganado.También colocamos cámaras-trampa fotográficas para vigilar a las familias de leopardos de las nieves que sobreviven en Altai-Sayan (Mongolia), en Altaisky (Rusia) y Wanglang (China).

Con tu ayuda, las familias y sus cachorros crecerán seguros, a salvo de los furtivos que podrían llevar a nuestro enigmático felino a la extinción.

No lo podemos permitir.
¡Defiende al fantasma de las nieves y Lucha contra el Tráfico de Especies!

HAZTE SOCIA/O
¡Gracias por sumarte a la Defensa de la Naturaleza!
Equipo WWF España