keyboard_arrow_up
octubre 2020

Botswana: resuelven el enigma detrás de la muerte de más de 300 elefantes.

Aseguran que los elefantes murieron debido a la presencia de un tipo de toxinas que suelen encontrarse en sus pozos de agua

Aseguran que los elefantes murieron debido a la presencia de un tipo de toxinas que suelen encontrarse en sus pozos de agua

De acuerdo con el gobierno de Botswana, los 330 elefantes que murieron en su territorio entre mayo y junio de este año pudieron haber ingerido toxinas producidas por «cianobacterias» que provienen de las floraciones de algas que se encuentran en pozos de agua.

«Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes: las muestras analizadas evidencian signos de un colapso del sistema nervioso de los paquidermos. Estas son bacterias que se encuentran en el agua», explicó Mmadi Reuben, el veterinario principal del Departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales de Botswana, en una conferencia de prensa. «Sin embargo, todavía debemos responder a muchas otras preguntas como por qué las toxinas solo afectaron a los elefantes y por qué sucedió solo en la zona del delta de Okavango. Estamos investigando una serie de hipótesis», agregó el experto.

Según The Guardian, muchos conservacionistas internacionales, desconcertados frente al preocupante fenómeno, sostienen que los animales murieron por causa de un virus de roedores conocido como EMC -encefalomiocarditis- o toxinas de las floraciones de algas. Los especialistas del país africano coinciden en señalar a estas últimas como las responsables de los fallecimientos.

Respecto de la razón por la que solo los elefantes fueron afectados, Reuben explicó que «además de pasar mucho tiempo en el agua, ellos utilizan sus trompas para extraerla de una mayor profundidad, que es donde residen las bacterias. El resto de los animales la toma de la superficie, de ahí que los efectos pueden haber sido completamente diferentes».

«Espero que lo que comunicaron las autoridades sea verdad porque en su diagnóstico se descartan algunas hipótesis siniestras», advirtió el doctor Niall McCann, director de conservación de la organización británica National Park Rescue, a EFE.

En un principio, la institución sugirió que los elefantes podrían haber sido envenenados o infectados por un patógeno desconocido. El recelo de algunos conservacionistas respecto de las afirmaciones del gobierno se debe a que, tal como afirma The Guardian, las muestras de tejido analizadas no fueron tratadas de manera adecuada como para considerarlas «intactas» debido, en parte, a las restricciones de la pandemia.

«El hecho de que el gobierno diga que se encontraron cianobacterias en el agua no prueba que los elefantes murieran por exposición a esas toxinas. Si las muestras de los elefantes muertos no son buenas, lo único que tenemos son hipótesis«, señaló McCann.

Botswana, con una colonia de alrededor de 125.000 ejemplares, es el país del mundo con más elefantes. El año pasado, el presidente Mokgweetsi Masisi eliminó la prohibición para cazar a estos animales y argumentó que la medida «era necesaria» para mantener a la población bajo control. Las conservacionistas de todo el mundo manifestaron su indignación frente a la medida.

Fuente:
https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/botswana-resuelven-enigma-muerte-elefantes-cianobacterias-nid2456902?li_source=LI&li_medium=li-nacion-recommended-item-template-1